Guadalajara, Jalisco.

Para poner orden en el cableado existente en las calles de la ciudad, es necesario que el Ayuntamiento de Guadalajara “adopte” la Norma Técnica en materia de instalación de cableado que realizó en 2020 el Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan).

El regidor de Movimiento Ciudadano en Guadalajara, Luis Cisneros Quirarte, dijo que esta norma técnica incluye lineamientos diversos para que los acaten las empresas de telefonía, internet y televisión por cable.

La norma técnica sería reconocida por el Ayuntamiento de Guadalajara, pero se pretende que también lo hagan los otros municipios que conforman el Área Metropolitana, dijo el regidor.

“Esta Norma Técnica se aprobó por la Junta de Gobierno del Imeplan en el año 2020, fue derivado de una mesa de trabajo en la que participaron instancias tanto federales, como estatales y municipales, donde en su momento se dialogó con las diferentes empresas. Es una norma que reúne criterios técnicos de orden. Además, es importante señalar que las empresas hoy cuelgan sus cables de los postes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la propia CFE, está regulada por el IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones) que tiene criterios técnicos que están obligados a servir las empresas de cables”, expuso.

Con la iniciativa impulsada por Luis Cisneros se pretende obligar a las empresas cableras a retirar el cableado obsoleto, y de no hacerlo, se les sancionará con una multa que va desde los 44 mil a los 120 mil pesos.

También se propone que las empresas cuenten con una póliza de seguros para cubrir cualquier accidente que se registre.

“Algo muy importante también es que les estaremos exigiendo que tengan contratado un seguro contra accidentes y gastos médicos derivados de este cableado en riesgo que ponga en necesidad de utilizar este seguro, ya sea por daños a las personas o a las cosas de las personas, que asuman la responsabilidad civil. En caso de que no tengan esta póliza renovada cada año, ya no podrían operar en la ciudad”, dijo.

Una regla más es que en las calles que reencarpete el Ayuntamiento tapatío, las empresas cableras tendrán la obligación de utilizar las canaletas subterráneas para que todo el cableado vaya oculto.

El Ayuntamiento comenzó un programa de repavimentación en calles y avenidas de la ciudad, con una bolsa de 177 millones de pesos.

El tema será revisado y votado la próxima semana en la Comisión de Movilidad y Desarrollo Urbano del Ayuntamiento.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here