Foto: Protección Civil Zapotlán el Grande
Zapotlán, Jalisco.

La crisis ambiental, detonada por los cambios de uso de suelo forestales y por la sobreexplotación del agua, ya pasa facturas a un valle que de por sí cuenta con condiciones geológicas e hidrográficas complejas: Zapotlán el Grande.

Dos fenómenos naturales exacerbados por la destrucción ambiental: la llegada de limos y suelo que saturan la laguna del mismo nombre, efecto de la deforestación de la cuenca, y la aceleración de hundimientos y fracturas por la subsidencia, extremada con el abatimiento de los mantos de agua del subsuelo para el aguacate y la agricultura de invernaderos.

El presidente municipal, Alejandro Barragán Sánchez, lo explica:

“Desde hace varios años se ha venido haciendo la advertencia, por ambientalistas, por académicos, incluso por propios productores, que la cuenca está teniendo una sobre explotación de sus recursos, desde sus recursos forestales madereros, como el agua, el abuso y uso de los recursos naturales con el ánimo de ponerlos con la disposición de la agroindustria.

Está poniendo en riesgo de perder el equilibrio ecológico de nuestra cuenca, el reflejo más claro que tenemos es nuestro lago de Zapotlán, que, efectivamente, está concentrando en él las malas prácticas que se han venido haciendo, en el ánimo de promover una industria que ha generado, por supuesto, riquezas, dinero, empleos, ha generado una actividad económica importante que, por un lado, podemos decir que nos sentimos orgullosos de la agroindustria que tenemos, de la producción agrícola que tenemos en la zona, pero, por otro lado, se habla poco del costo ecológico que todo esto implica.

El manejo de las laderas, de los desmontes, la tala de las áreas forestales genera un desgaste de suelo que termina en forma de azolve en el lago, hoy el lago, como seguramente lo saben, como sea documentado ampliamente en medios de comunicación, en el último año, ya ha invadido áreas productivas ha dejado fuera de su área de producción a muchos pequeños productores agropecuarios, …, y el lago parece que seguirá creciendo, puso ya en riesgo infraestructura carretera, el libramiento norte está comprometido y seguramente en el próximo temporal de lluvias seguirá esa tendencia de crecimiento de lago, pero insisto, eso solo es un reflejo de lo que está pasando con esta sobreexplotación.

Otro tema importante es que tenemos registros de los últimos años en que los pozos que la ciudad utiliza para el abastecimiento de agua potable están sufriendo abatimientos que son notables, dramáticos. Al inicio de este año, después de la pandemia y de la reactivación económica y el regreso de los estudiantes, puso en crisis el sistema de agua potable en nuestra ciudad”

El funcionario lamenta que el gobierno del estado ha dado una prioridad menor al riesgo que representa una laguna con creciente azolvamiento.

No se pierda nuestra cuarta entrega de Aguacate: negocio, ecocidio y crimen, en Territorio Reportaje.

Agustin del Castillo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here