Fotografía: AFP
Washington, EEUU.

El gigante estadounidense de ferretería y equipamientos para construcción Home Depot tuvo en 2020 uno de los mejores años de su historia cuando muchos estadounidenses, forzados a quedarse en casa, se dedicaron al bricolage.

La empresa vio sus ganancias netas trimestrales subir 16,9% a 2 mil 900 millones de dólares en el cuarto trimestre comparado con igual período del año anterior, gracias a ventas que crecieron 25,1% a 32 mil 200 millones de dólares, según un comunicado difundido el martes.

El beneficio por acción, referencia del mercado, se ubicó en 2.65 dólares, algo por encima de los 2,62 que esperaban los analistas.

En el año, las ventas de estas tiendas se dispararon 19,9% o 21.900 millones de dólares sobre 2019, a 132 mil 100 millones de dólares. La ganancia neta de todo el año alcanzó los 12.300 millones de dólares, 15,2% por encima del registro del año previo.

El grupo no hizo pronósticos para 2021 “vistas las incertidumbres sobre la duración de la pandemia de coronavirus y su influencia sobre los consumidores”.

“Nunca tantas personas compraron en Home Depot (…) en particular porque los consumidores preparaban su casa para las fiestas”, explicó Neil Saunders, de GlobalData.

Este analista destacó que “las renovaciones, reparaciones y proyectos de decoración son muchos desde que los consumidores gastan menos en trayectos hacia el trabajo, en comidas en restaurantes o en vacaciones”.

“Todo se centró en proyectos y actividades en casa. (…) El próximo trimestre debería ser bueno para Home Depot”, aseguró.