Bosque de la primavera

Zapopan, Jalisco.

A un valor de casi 30 millones de pesos, el gobierno federal mediante, el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP) ha colocado dentro de su próxima subasta seis predios situados en tres hectáreas dentro de una zona de restricción del Bosque La Primavera y con alto impacto, pero además con una serie de irregularidades.

Un dictamen emitido en acuerdo por el gobierno federal y Gobierno de Jalisco, en 1996, los ubica dentro del llamado Cerro Pelón, en las inmediaciones del fraccionamiento El Palomar, en la parte más alta.

La página del llamado INDEP destaca que están en poder del SAT y la oferta es a partir de 29 millones 472 mil pesos, para de ahí recibir ofertas.

El Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado omite de la oferta inicial que los predios forman parte de un corredor turístico-ecológico reglamentado por varias instituciones (INAH, SEMARNAT, SCT y Obras Públicas del Estado). Como también es omiso al citar que tiene algunas irregularidades como discrepancia de las medidas y colindancias entre el certificado de libertad de gravamen y el valúo antecedente.

Lo más grave es que los predios de la licitación pública 4/21 del INDEP se encuentran en una zona de uso restringido.

Tanto el acuerdo de Coordinación celebrado el día 7 de diciembre de 1995 donde se transfiere la administración del Área de Protección de Flora y Fauna “Bosque La Primavera” al Gobierno del Estado de Jalisco, como el Programa de Manejo de Protección de Flora y Fauna del Bosque de la Primavera lo ubican junto con otros ocho cerros en zonas restringidas consideradas además como parte de un corredor biológico.

Los limita a que ahí solo “se permitirá la investigación científica manipulativa, actividades de educación ambiental y de turismo, que no impliquen la modificación de las características y condiciones de Área Natural Protegida”.

Advierte que esos predios son sometidos a alta presión para cambio de uso del suelo agrícola o con fines inmobiliarios, y tan es así, que durante los meses de 30 de mayo al 2010 y el 8 de abril del 2017 se dieron en esa zona incendios presuntamente intencionales. Hoy quieren venderlos al mejor postor.

En respuesta, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro sentenció que en esos terrenos “no se puede ni se podrá construir. No lo vamos a permitir”.

Y exigió al Gobierno de México que reconsidere lo que hizo:

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here