Fotografía: EFE/Carlos Ortega.
Bogotá, Colombia.

El Gobierno colombiano exigió a disidentes de las FARC que liberen al patrullero de la policía Tomás Andrés Blanco, que fue secuestrado el viernes anterior en una zona rural del municipio de El Rosario, en el departamento de Nariño (fronterizo con Ecuador).

“Con respecto a los hechos del secuestro del patrullero Tomás Blanco en Nariño, a él toda nuestra solidaridad, todo el acompañamiento a su familia. Que sepan las disidencias de las FARC que cometen ellas un crimen de lesa humanidad, infringen el derecho internacional humanitario (DIH)”, expresó el ministro de Defensa, Diego Molano.

Agregó: “Tienen que liberarlo ya y respetar su vida. La fuerza pública seguirá con las operaciones en la zona hasta liberarlo, hasta desmantelar esa organización que no solamente afecta la libertad de nuestros policías sino que genera violencia y temor en Nariño”.

Blanco fue secuestrado cuando viajaba en un autobús por las carreteras del municipio de El Rosario.

Justamente el sábado se conoció una prueba de supervivencia del uniformado, un video en el que aseguró que fue secuestrado por un grupo conocido como la columna Franco Benavides.

“La invitación es a (…) que el Gobierno Nacional se siente a dialogar con la columna móvil Franco Benavides (…) Del mismo modo, me dejan claro que si esto no es posible, mi integridad se verá afectada”, dijo el uniformado, que en el video aparece amarrado de manos y acompañado por dos disidentes armados.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here