Fotografía: EFE/Justin Lane.
Ciudad de México, México.

El Gobierno de México reconoció que la salida de Citigroup de México plantea “asuntos delicados” en materia hacendaria y regulatoria, aunque aseguró que se cuidarán con “rigor” los “intereses” nacionales.

“La salida de nuestro país de un banco de consumo tan grande plantea a las autoridades hacendarias y regulatorias asuntos delicados, mismos que de parte de la Secretaría de Hacienda, recibirán un tratamiento riguroso y exigente”, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en un comunicado.

El ministerio agregó que, entre estos asuntos “delicados”, se incluye “un tema fundamental en materia de concentración”, que se tratará “con estricto rigor y rectitud, cuidando en todo momento los intereses de México”.

Citi anunció este martes que tiene la intención de salir de los negocios de banca de consumo y banca empresarial de Citibanamex, como parte de su nueva visión estratégica.

Tras operar más de un siglo en México, Citi continuará con su negocio de clientes institucionales con una licencia bancaria local.

La operación financiera ha causado inquietud en México, donde Citibanamex -una integración que se dio hace 20 años- tiene miles de sucursales y millones de clientes.

Pese a la incertidumbre generada, la Secretaría de Hacienda afirmó que la salida de este grupo financiero estadounidense de los negocios de banca minorista y empresarial en México forma parte de una “nueva visión estratégica global” y “no afecta su decisión de seguir operando” en México.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here