Fotografía: EFE/Sáshenka Gutiérrez.
Ciudad de México, México.

El Gobierno reconoció que existe una “tendencia al alza” en contagios de COVID-19 en estados del norte del país, aunque argumentó que en el resto del territorio se mantiene a la baja.

Los estados afectados son Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango y Aguascalientes, ahora en semáforo amarillo por nivel medio de riesgo epidémico, según expuso Hugo López-Gatell, el funcionario encargado de gestionar la pandemia en el país.

“En algunas entidades federativas que pasaron a semáforo amarillo hay cierta tendencia a la alza, particularmente en el norte del país, pero el resto del país se mantiene todavía con tendencias a la baja”, afirmó López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

México acumula más de 3.9 millones de contagios y casi 297 mil muertes confirmadas de COVID-19, la cuarta cifra más alta del mundo.

A pesar de que el país confirmó la llegada de la variante ómicron el 3 de diciembre, se mantiene un descenso en los contagios desde el pico de la tercera ola que se alcanzó entre julio y agosto.

“Estamos en esta fase de estabilidad de la transmisión, no hay todavía una tendencia generalizada al alza”, insistió López-Gatell en la rueda de prensa diaria del Palacio Nacional.

Por ahora, solo hay cerca de 17 mil casos activos, es decir, personas con síntomas de COVID-19 en las últimas dos semanas.

Además, hay una ocupación hospitalaria de 15 % en camas generales, una reducción de 90 % frente al pico máximo.

El subsecretario afirmó que el Gobierno ha recuperado “un ritmo acelerado de vacunación” con más de 500 mil dosis aplicadas al día.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here