Fotografía. AFP
Nueva York, EEUU.

El gigante automotor estadounidense General Motors (GM) extenderá alrededor de un mes la suspensión de la producción en tres de sus fábricas debido a la escasez de microchips que afecta al sector.

El grupo había planeado inicialmente cerrar las plantas por siete días a partir de la semana en curso, pero el martes anunció que la suspensión de trabajos en sus fábricas de Fairfax, Kansas, Estados Unidos; Cami, Canadá, y San Luis Potosí, México, se extenderá hasta una nueva evaluación “a mediados de marzo”.

GM planea recuperar el tiempo perdido tanto como sea posible y, en algunos casos, comenzar a fabricar vehículos sin ciertos componentes.

Una escasez de las piezas en Asia está obligando a los fabricantes de automóviles a reducir la velocidad en su producción alrededor del mundo.

En Estados Unidos, Ford también anunció la semana pasada reducir drásticamente la producción de su utilitario estrella, la camioneta F-150.