Crédito covid
Imagen: UDGTV
Guadalajara, Jalisco.

La pandemia de Covid-19 representó un reto de atención inmediata para el Gobierno de Jalisco, aunque también una posibilidad de abrir la chequera sin control, sin cumplir con las normas de gasto y sin revisión. Según la información del micrositio del gasto para atender la emergencia sanitaria, en 2020 se ejercieron más de 801 millones de pesos en mil 233 adquisiciones, casi todas adjudicadas de manera directa.

El monto más importante se ejerció a través de la Secretaría de Salud, con más de 606 millones de pesos, seguido de la Secretaría de Administración, que ejerció más de 100 millones. Además, los Hospitales Civiles de Guadalajara gastaron poco más de 60 millones, mientras que la Dirección de Comunicación dispuso de 21.4 millones. También se creó un fondo revolvente, del que se gastaron más de 12 millones de pesos.

Salud compra poco y caro

En el sector Salud fueron pocas las compras reportadas en implementos de prevención como cubrebocas, gel antibacterial y líquido desinfectante.

En una revisión a todos los gastos realizados, se encontró que solo en tres de las 66 compras transparentadas por el Organismo Público Descentralizado (OPD) Servicios de Salud Jalisco (SSJ) se adquirió gel antibacterial en distintas presentaciones: desde botellas de un litro hasta bidones de 20. Cada uno con costo diferenciado y, contrario a lo que pudiera pensarse, la presentación de un litro resultó más barata.

En cuanto a cubrebocas, también fueron solo tres compras. Y pese a que los cubrebocas N95 los compró a la misma empresa y de la misma marca (3M), el precio por unidad fue distinto. En la primera factura cada N95 le costó al OPD 152 pesos; en la segunda, 176.

Sobreprecio en pruebas

El OPD también compró a sobreprecio las pruebas de detección de Covid-19. Según los contratos y órdenes de compra, todas las adquisiciones fueron por adjudicación directa con el argumento de la emergencia sanitaria.

Esto le permitió a la dependencia comprar más caro que en otros puntos de la República, donde sí hubo licitaciones para comprar pruebas.

Fueron solo dos empresas beneficiadas: Intermet, para PCR, y Mapore para pruebas de anticuerpos (rápidas). En ambas, los precios facturados estuvieron por arriba de lo que ofrecieron otras empresas a dependencias de otros estados en el mismo periodo.

En marzo de 2020, Intermet vendió a Jalisco al menos nueve mil 468 pruebas PCR, sin especificar de qué tipo, a un costo unitario de dos mil 450 pesos más IVA. Un mes antes, el DIF Nacional le compró pruebas PCR en mil 790 pesos más IVA por unidad a la empresa Estudios Clínicos DR. T. J. Oriard, que ganó la licitación.

En pruebas rápidas, entre mayo y junio del año pasado Jalisco compró 56 mil a Mapore, empresa que las facturó a 550 pesos más IVA por unidad. En el mismo periodo, la empresa Orvi distribuciones ofertó la misma prueba en 485.65 pesos más IVA por unidad al Poder Judicial de Nuevo León.

Es decir, en ambos casos, si el OPD SSJ hubiera hecho licitaciones públicas de carácter nacional para comprar pruebas, hubieran adquirido más con el mismo recurso.

Fuera del micrositio

Pero eso no es todo. En pruebas rápidas, entre septiembre y octubre el OPD sí licitó la compra de 60 mil. Para entonces, el costo por unidad ya había bajado debido a la variedad de ofertas. Sin embargo, el ejercicio permitió que se eligiera a la empresa que ofreció el menor costo. Hubo posibilidades de comparar tres distintas ofertas.

En esa licitación ganó la empresa Accutest Research Laboratories México, que vendió a 219.85 pesos más IVA cada prueba. Sin embargo, esa compra no está incluida en el micrositio transparencia focalizada.

Compras fraccionadas y al mismo proveedor

Las compras fraccionadas a un mismo proveedor permitieron a la Secretaría de Administración adjudicar de manera directa 95 % de ellas y eludir las licitaciones públicas. 

La dependencia tiene registradas 68 compras a 33 empresas por 100.9 millones de pesos con la partida especial creada en el presupuesto 2020 para afrontar la emergencia sanitaria.

De ellas, solo tres se hicieron a través de una licitación pública y 95 millones 100 mil pesos se gastaron por adjudicaciones directas. Además, esto provocó costos diferenciados y más caros.

En una revisión al portal habilitado para publicar los gastos de esa partida, se constató que, para gel, jabón antibacterial, sanitizante y cubrebocas hay por lo menos 17 compras con distintos costos.

De gel, esa Secretaría adquirió 297 mil 900 litros a tres proveedores: Marlex HC, Grupo Empresarial Soltors y Grupo Ontimex. A los primeros dos les compró a 63 y 69 pesos el litro; a la última se lo pagó en 75. 

El aumento en la demanda de esos productos por la pandemia no está justificado, pues la compra en esos tres lugares se hizo con apenas seis días de diferencia, entre marzo y abril de 2020.

De cubrebocas se adquirió un millón 253 mil 600 a cuatro proveedores. Los que presentan diferencias en precio son mascarillas KN95, las primeras para la Fiscalía Estatal a 98 pesos por pieza, y las otras para la Secretaría del Transporte a 87 pesos.

 

Finalmente, en jabón antibacterial la adquisición fue de 599 mil 660 litros a cinco empresas. En todos, el costo por cinco litros fue de 31.90 pesos. Sólo en Pack Life se elevó a 137 pesos por pieza con la misma cantidad.

Comunicación, carta abierta

El 17 de marzo de 2020 se celebró la segunda sesión de la Comisión Administradora de Comunicación, en la que se definieron las acciones para prevenir al coronavirus, con el objetivo de dar a conocer el Plan Jalisco Covid-19. Allí se autorizó la distribución para televisión, medios impresos y radio (nacionales y locales), por más de 21.4 millones de pesos, así como otros 666 mil para que los ejerciera la Secretaría de Salud.

También se autorizó otra campaña para “posicionar a Jalisco como la Entidad que presenta una economía sólida en donde, pese al comportamiento económico a nivel federal, el Estado se conozca como un destino de inversiones y crecimiento económico”. El costo: 3.3 millones en medios impresos y digitales.

La autorización permitió que se adjudicaran contratos con medios de comunicación y empresas. En el micrositio se da cuenta de 40 pagos por poco más de 21 millones de pesos.

Hospitales Civiles

Para justificar adjudicaciones directas en la pandemia, los Hospitales Civiles también presentan un solo documento, fechado el 22 de mayo del año pasado. Estos hospitales, donde se atendió a pacientes de Covid-19, ejercieron poco más de 60 millones de pesos en 150 pagos, que van desde medicamentos, equipo y productos para medidas sanitarias como gel, cubrebocas o sanitizantes.

Finalmente está el fondo revolvente, que fue utilizado como una especie de “caja chica” para comprar todo tipo de productos: papelería, gel, cubrebocas, entre otros. Este fondo no tuvo control, pues se permitió la compra desde un solo cubrebocas hasta paquetes o factura de gel antibacterial sin informar la cantidad.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here