Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Al presentar su quinto y último informe anual de actividades correspondiente a 2021, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), Alfonso Hernández Barrón, dio a conocer que durante el año anterior se emitieron 283 recomendaciones, cifra superior a las 191 integradas en 2020.

Las principales autoridades a quienes se les acreditó la violación de derechos humanos son: la Fiscalía Estatal, con 13 casos. Le siguen el Ayuntamiento de Tlajomulco, con 7 y la Secretaría de Seguridad Pública estatal, así como los ayuntamientos de Puerto Vallarta y Tlaquepaque, con cinco recomendaciones cada uno.

A lo largo del año se presentaron mil 138 quejas, y quienes más fueron señalados son el SIAPA, otra vez la Fiscalía Estatal y la Secretaría de Educación.

Hernández Barrón explicó que se logró el pago de cinco millones 993 mil pesos por concepto de indemnización a víctimas, y se aplicaron sanciones a 187 servidores públicos.

El defensor público dijo que se emitieron tres recomendaciones a cada uno de los 125 ayuntamientos de Jalisco:

“Lo cierto es que hoy, con esta actuación proactiva que estamos realizando, identificamos las omisiones estructurales que tienen los municipios y abrimos quejas de oficio. Hemos dirigido tres recomendaciones a cada municipio: una, sobre el tema de personas con discapacidad; otra, sobre el tema de acceso a una vida libre de violencia e igualdad entre mujeres y hombres, y una más, sobre la agenda de personas desaparecidas. Es decir, tiene cada municipio de nuestro Estado, tres recomendaciones que cumplir”, precisó.

El presidente de la CEDHJ señaló que entre los temas más destacados que se abordaron durante 2021 está el Plan de Reparación Integral del Daño, respecto al proyecto de construcción de la Presa El Zapotillo. Dijo que se trata de un “caso emblemático de defensa de derechos humanos”, ya que la lección que deja es que “no importa el tamaño de los intereses económicos y políticos involucrados en un asunto”, se pudo detener el proyecto original y conciliar un nuevo proyecto, en acuerdo con los pobladores afectados directos.

Añadió que la “mayor tragedia” de Jalisco en materia de derechos humanos es la desaparición de personas. Se tuvo intervención en atención a mil 150 familiares que tienen a una persona desaparecida.

“Como ustedes saben, la mayor tragedia que vive Jalisco en este momento es precisamente la de la desaparición de personas, y hemos buscado de todas las formas posibles incidir y auxiliar, ayudar, acompañar a las víctimas. Esto nos ha llevado incluso a transformar nuestros propios procesos de intervención. En este momento, todos los días tenemos un módulo permanente, incluyendo sábados y domingos en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses”, explicó.

Otro tema relevante en el que se insistirá para que haya una respuesta positiva, es del “agua turbia” que proporciona al SIAPA a diversas colonias. Se emitió una recomendación sobre el tema, pero el SIAPA la aceptó sólo en “forma parcial”.

“En congruencia” con su propuesta de que debe replantearse el sistema de defensa de derechos humanos en Jalisco, Hernández Barrón anunció que no buscará la reelección y dijo que el proceso de selección del nuevo titular de la defensoría debe hacerse con perspectiva de género; esto es, que bien pudiera nombrarse como nueva titular de la CEDHJ a una mujer.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here