Fotografía: Coordinación General de Seguridad Gobierno de Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

La Fiscalía de Jalisco aún no encuentra pruebas de una posible agresión contra Luz Raquel y en cambio sigue una línea de investigación donde ha confirmado que ella compró dos botes de alcohol y un encendedor que fueron encontrados cerca de su cuerpo, en los hechos ocurridos hace una semana en la Colonia Arcos de Zapopan.

El fiscal estatal, Luis Joaquín Méndez, advirtió en todo momento que no se pretende revictimizar a Luz Raquel; en una extensa rueda de prensa develó, paso por paso, el recorrido de la mujer previo a que ésta fuera localizada con quemaduras graves en un parque de la colonia en mención.

La Fiscalía presentó videos en donde se aprecia a Luz Raquel Padilla, quien habría comprado alcohol y un encendedor.

El propio fiscal aseguró que no hay, todavía, elementos que puedan confirmar que ella fue agredida por otras personas.

Incluso, la autoridad estatal mostró videos que previamente se habían filtrado a algunos medios de comunicación, en los que se observa a Luz Raquel manipulando algunas cámaras de videovigilancia, en mayo pasado.

En ellas, las paredes del edificio departamental todavía no estaban pintadas con amenazas de muerte.

Por su parte, Ismael “N”, el vecino que fue señalado por las agresiones que recibió Luz Raquel, fue vinculado a proceso por delitos ocurridos en mayo, pero no por las amenazas que se dijo había plasmado en los muros, solo se le procesará por lesiones y delitos contra la dignidad de las personas.

Además se confirmó que cuando ella resultó quemada, tampoco él estuvo presente.

El fiscal estatal aseguró que las investigaciones continúan para esclarecer el caso.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here