Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

La Fiscalía Anticorrupción envió de regreso a la Fiscalía Estatal, la carpeta de investigación sobre el caso del desvío de las cuotas de los trabajadores del Ayuntamiento de Tamazula al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal), presuntamente cometido por el ex alcalde de Tamazula, José Luis Amezcua Arias.

El fiscal Gerardo Ignacio de la Cruz Tovar, aclaró que el caso no está bajo la jurisdicción de la Fiscalía Anticorrupción, ya que el delito al que se refiere la dirigente del Sindicato de Servidores Públicos de Tamazula, Saraí Sandoval López, no es de su competencia, ya que se trata de delitos en contra de la seguridad social.

El expediente se regresó desde el 30 de agosto de 2018, aclaró el fiscal, quien así respondió que él no tiene en el olvido ese caso.

El Sindicato de Servidores Públicos de Tamazula calcula que el dinero desviado propiedad de los trabajadores al Ipejal, es superior a los $27 millones. Esto sucedió en el trienio 2015-2018

“Checando nosotros nuestros registros, nos dimos cuenta que efectivamente nosotros recibimos de la Visitaduría a una carpeta que es muy probable que sea esta y que al advertir que no nos tocaba, la mandamos a Visitaduría, la regresamos el 30 de agosto de 2018. En realidad, hace dos años esa carpeta que recibimos, la regresamos, porque no era de mi competencia”, aclaró.

El Sindicato de Servidores Públicos del Ayuntamiento de Tamazula hizo un reclamo para que la Fiscalía Anticorrupción sacara del olvido la denuncia en contra del ex alcalde de ese municipio. No obstante, esa instancia aclara que el caso lo lleva la Fiscalía Estatal.

El perjuicio se hizo en contra de alrededor de 280 trabajadores municipales de Tamazula, a quienes se les descontaban entre $350 y $500 quincenales, para el fondo de retiro. Sin embargo, ese dinero nunca se envió al Ipejal y se usó para otros fines, lo que constituye un delito, afirmó Saraí Sandoval.

Ignacio Pérez Vega