Imagen: UDGTV
Guadalajara, Jalisco.

Los cinco finalistas de la IV Edición de la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa conversaron con la periodista Patricia del Río sobre la inspiración y anécdotas alrededor de cada una de sus obras.

Rosa Montero, quien participa con su novela “La buena suerte”, explicó que más allá de hablar del bien y el mal, sobre la vida o la muerte, busca la reflexión sobre estos tópicos de la vida y su significado para cada individuo.

“Dónde está la verdad, el libre albedrío, la capacidad de decidir, la responsabilidad, yo siento que he hecho en mi vida, todos sentimos qué hemos hecho de nuestra vida. Entonces, mi protagonista se enfrenta a eso: intenta todo el rato encontrar ese sentido al mal y no lo encuentra porque todavía no lo hemos encontrado. Lo encontramos algún día, pues probablemente no, pero yo lo que sé es que el arte, la búsqueda de la belleza, es una manera de poder defenderse de ese mal que destruye”.

Mientras que Juan Gabriel Vázquez, en su novela “Poeta Chileno”, decidió jugar con el lenguaje, con palabras en distintos idiomas, para corroborar que algunas de ellas suenan igual de feas y deprimentes sin importar su origen léxico, por lo que decidió que su protagonista debería ser un poeta.

“Se me ocurrió a mí que fuera poeta, porque pensé que esa era la manera como un poeta enfrenta el lenguaje: peleando con cada palabra, tratando de apropiársela, rechazándola, inventando otra y esa forma de entender la poesía para mí es muy importante y muy valiosa porque es muy compleja, que no tiene que ver con la experiencia realmente”.

En “Volver la vista atrás”, el escritor Juan Gabriel Vázquez recurre al relato de la vida del colombiano Sergio Cabrera, una novela sin ficción sobre las relaciones entre padres e hijos.

“Contar todo esto, tratando de meterme en la piel, en la conciencia de estos personajes, tratando de desaparecer yo mismo como autor. Ese fue el gran reto de la novela”.

La inspiración de la mexicana Carmen Boullosa en “El libro de Eva” fue justamente la que es considerada por la religión católica como la primera mujer en el mundo. Ayudada tanto de investigación, documentos oficiales y de un sinfín de anécdotas, Boullosa hace un perfil de las mujeres actuales y cómo están ligadas al estereotipo de Eva.

“No es tanto que Eva sea quien nos ha marcado con ese tipo de relaciones de la vida doméstica, de la vida privada, de la vida pública, del papel de la mujer, sino que, evidentemente, esa Eva retrata ya una sociedad en total conformación, que se va formando con ese orden”.

Por último, la escritora argentina Selva Almada, quien no estuvo presente en la charla, envió un video donde hablaba del ritual de ir de pesca como una de las principales ceremonias masculinas de su familia y cómo le inspiraron para escribir la novela “No es un río”.

Estas cinco novelas y sus autores son los finalistas de la Bienal Mario Vargas Llosa. El ganador se dará a conocer el próximo domingo en el Paraninfo Enrique Díaz de León.

Alicia Preza

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here