Fotografía: Ignacio Pérez.
Guadalajara, Jalisco.

Llegar a un acuerdo para tener un diálogo constructivo en México “es muy complicado”, ante la radicalización que se vive y más cuando la desigualdad es una herida abierta desde hace decenas de años, lo que alimenta esas posturas.

En el foro “Hacia un Orden Posneoliberal: Un diálogo constructivo”, como parte de las actividades de FIL Pensamiento, el vicerrector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Héctor Raúl Solís Gadea, pidió a los ponentes hablar sobre cómo se puede dar ese debate civilizado.

Al principio, los invitados al foro: los analistas Viridiana Ríos, Jorge Zepeda y Rolando Cordera, hablaron de ser empáticos, de ponerse en el lugar del otro. Sin embargo, la charla se encaminó a discutir si la desigualdad social y económica es realmente el impedimento para ello.

Viridiana Ríos, autora del libro “No es Normal: El Juego Oculto que Alimenta la Desigualdad Mexicana y Cómo Cambiarlo”, señaló que la democracia que se tiene en México es un disfraz que impide ver que en realidad no tenemos un sistema democrático, a la vista de los resultados en la población.

“Yo creo que más bien hay que desromantizar la idea de democracia y reclamarla, porque si no lo reclamamos y seguimos pensando románticamente que lo que tenemos es una democracia funcional y representativa, nunca vamos a poder cambiar. Hemos normalizado esta injusticia, hemos normalizado que la democracia de baja temperatura se le llama representativa, cuando no lo es”, enfatizó.

Por su parte, el periodista y escritor Jorge Zepeda Patterson expresó que la polarización que hoy se observa en la vida política y social del país no se va a terminar en todo el sexenio, aunque es optimista respecto al siguiente.

“Yo soy francamente pesimista en el corto plazo en lo que va de este sexenio. Me parece que no podemos escapar de ello. No vamos a poder escapar de la polarización y más aún siento que se van a radicalizar las posiciones, que los puentes no se construyeron y más bien soy optimista en el mediano plazo. Trato de explicar por qué: porque a la oposición todavía no le cae el 20 de que no es posible el regreso al modelo anterior. Se enfrentan a López Obrador, al movimiento, como si la culpa fuera de este señor”, dijo.

El economista y profesor emérito de la UNAM, Rolando Cordera, manifestó que un punto en el que todos deberían estar de acuerdo, es en proteger al Inegi y al Coneval.

“Para decirlo rápidamente: se llama Inegi y se llama Coneval. En ambos casos tenemos una capacidad instalada de conocimiento de la realidad que no teníamos. Ese conocimiento convertido en información o esa información convertida en conocimiento tiene que ser respetado, tiene que ser protegido por la sociedad y por los actores políticos organizados, léase los partidos en el Gobierno o en la oposición”, indicó.

Al foro fue invitada la secretaría de Economía, Tatiana Clouthier, quien canceló su participación de último momento.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here