Fotografía: Twitter "@JavierArmentaMX".
Guadalajara, Jalisco.

El perfil de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) es la de defender los derechos de los alumnos de preparatoria y de licenciatura. Sin embargo, la organización estudiantil va más allá y refrendó su compromiso de sumarse a la defensa de las causas sociales, como lo es exigir un medio ambiente de calidad, que las autoridades localicen a más de 15 mil desaparecidos que hay en Jalisco o que se frene el “robo” de más de 111 mil pesos diarios a los usuarios del transporte público.

Quien así habló fue Javier Armenta Araiza, presidente de la FEU, al presentar su segundo informe anual de actividades frente a líderes estudiantiles, activistas sociales, académicos y el rector general Ricardo Villanueva Lomelí, en un acto realizado en el Ágora Jenkins del Centro Cultural Universitario (CCU).

“Fieles a nuestros principios que nos dieron vida y al origen de la organización es que hemos tratado de ser críticos con el ejercicio del poder y tiene una gran responsabilidad la FEU. En primer término, en el estado de Jalisco, hay que cuestionarlo. Cuando tenemos un gobierno que permite que nos roben como con las ‘alcancías rateras’ o cuando tenemos un estado donde reina la impunidad, donde desafortunadamente la autoridad a veces dice que hay homicidios resueltos, pero que todavía no encuentran a los culpables. Cuando permiten con mucha impunidad nos priven de nuestras áreas verdes, como ha sido el parque Resistencia Huentitán, San Rafael y muchos otros más”, expresó.

Durante este año de pandemia, la FEU pidió que los libros y manuales para preparatoria y licenciatura se entregaran en forma gratuita, se exigió dotar de oxígeno a los enfermos por COVID-19 y se solicitó a la Universidad de Guadalajara (UdeG) atender la salud emocional de los estudiantes, quienes han sufrido episodios de ansiedad y depresión por el encierro y las clases virtuales.

“Es que agradecemos que la Rectoría y la Universidad en general y el SEMS también, nos hayan escuchado a la solicitud que hicimos de que muchos estudiantes necesitaban equipos de cómputo y tabletas, y se pudo apoyar con el préstamo de esos equipos, lo que hizo la diferencia. En que muchos estudiantes, cuando hubo clases virtuales, no perdieron el acceso a la educación”, afirmó.

Por su parte, Mara Robles, diputada local y consejera universitaria, le pidió a la FEU que mantengan su espíritu crítico y que defiendan la autonomía de la Universidad de Guadalajara (UdeG), pero también deben luchar por una educación de mayor calidad.

“El principal problema de las universidades en todo el mundo es recuperar el conocimiento, porque sólo sobre la base de que los estudiantes puedan leer, que tengan la capacidad de abstracción para entender, que tengan la capacidad para criticar lo que leen, que puedan escribir y expresarse, solo así podremos cumplir nuestra misión social. La misión social de esta Universidad es que sus estudiantes aprendan y yo quiero decirles que todo lo que hacemos, que la lucha por el presupuesto, que la lucha por la autonomía es por ustedes, que todo vale la pena solo por ustedes”, ponderó.

El rector de la UdeG, Ricardo Villanueva, también le pidió a la FEU que sea exigente con las autoridades universitarias.

“Sí, lo que dijo Mara me parece maravilloso. Exíjannos buenos profesores, exíjannos calidad, exíjannos lo que todo estudiante debe exigir, porque nos gusta una organización estudiantil que nunca la va a poder callar un rector, mucho menos un gobernador”, finalizó.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here