Fotografía: Pluma atómica
Guadalajara, Jalisco.

En días recientes, en las redes sociales han aparecido publicaciones de restaurantes y taquerías que ofrecen sus instalaciones a las “Nenis” para que hagan la entrega de productos en un lugar seguro y sin necesidad de hacer un consumo.

Así fueron llamadas las mujeres que venden ropa, calzado y otros artículos en redes sociales y que hacen entregas en puntos intermedios, a quienes han estereotipado en memes por supuestamente usar palabras como nena, reina o princesa al referirse a sus clientas.

Su actividad económica no es nueva, pero a raíz de la necesidad de quedarse en casa y el desempleo ocasionado por la pandemia cada vez es más evidente.

En el último año, el número de mujeres que trabajan por cuenta propia creció 2.5% en Jalisco de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Este fenómeno ha sido notorio para el Consejo Coordinador de Mujeres Empresarias, señaló su presidenta a nivel nacional, Sofía Pérez Gasque.

El Consejo Coordinador de Mujeres Empresarias inició desde hace cinco años el programa Fortaleza para capacitar a las emprendedoras en diseño de modelo de negocio, manejo de marca, venta en línea y finanzas a fin de que migren a la economía formal, accedan a financiamientos, y constituyan una empresa. A raíz del surgimiento del Covid-19, las mentorías se volvieron más necesarias para que no se queden en el sector informal, expuso Sofía Pérez Gasque.

Según la ENOE, la tasa de informalidad en las mujeres ocupadas creció en el estado un punto porcentual en 2020, al pasar del 21 al 22%.

La empresaria destacó las ventajas de no quedarse en la informalidad y pagar impuestos.

“Lo primero si lo vemos muy tangible es el tema de facturación, le van a poder vender a empresas más grandes, nosotros tenemos ruedas locales de negocios y ruedas nacionales donde hay cadenas como Grupo Posadas, hospitales, están empresas de tecnología, de educación y no les pueden vender si no les dan factura, eso es primero. Lo segundo, pues no pueden acceder a recursos de gobierno”.

Georgina García Solís