Fotografía: Ignacio Pérez Vega.
Guadalajara, Jalisco.

Vecinos de la colonia la Floresta, junto al arroyo Seco, en Zapopan, detuvieron las máquinas de Obras Públicas de Zapopan y frenaron la construcción de uno de los gaviones que realiza el Ayuntamiento para evitar nuevas inundaciones en la zona.

La protesta de los colonos, quienes fueron desalojados de 75 viviendas, sin aviso previo y sin oportunidad de sacar sus pertenencias el 27 de abril, exigen que el Ayuntamiento de Zapopan y el gobierno de Jalisco atiendan un pliego petitorio, en el que piden explicación de la obra que realizan, ya que aún hay 74 familias que viven en el lugar y temen ser desalojadas.

Por ello, exigen que los trabajos se detengan hasta en tanto no haya claridad en el proyecto y se garantice la seguridad de las familias.

Los afectados exigen al gobernador Enrique Alfaro que se les restituyan sus viviendas y los bienes muebles que les dañaron, así como reparación del daño psicológico, ante la crisis de ansiedad que sufrieron.

Al impedir el paso de los trabajadores a la obra, los empleados se pusieron violentos y uno de ellos amenazó con sacar un arma a los vecinos que realizaban su protesta en forma pacífica, por lo que se registró un altercado.

Las familias señalaron que la restitución de los daños, el gobierno de Zapopan la quiere cubrir con programas sociales y con créditos, lo que para ellos es insuficiente.

De las familias afectadas destacan integrantes de pueblos originarios que han migrado a Zapopan, como son purépechas, choles, coras y mazahuas, que tenían sus casas en la segunda sección.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here