Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Pueblo Quieto rebasó la estructura de los gobiernos en materia de seguridad. Esto ante la falta de una política criminal dirigida a la prevención y la contención.

Por años, esa ha sido una zona “abandonada” por el Estado mexicano, por lo que la violencia que se genera a los alrededores es producto de una carencia en una labor de inteligencia criminal, manifestó el criminólogo e integrante del Observatorio sobre Seguridad y Justicia del CUCSH, Rubén Ortega Montes.

Por otro lado, indicó que de los ocho indicadores que el Gobierno de Jalisco monitorea cada semana, al ser los menos violentos de los más de un centenar establecidos en el Código penal, además de estar “maquilladas” las cifras ha traído como consecuencia que el Estado ha sido rebasado.

Pueblo Quieto, concluyó, es una muestra de las omisiones que el Estado ha tenido en materia de seguridad pública.

Isaura López Villalobos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here