Fiscalía de Desaparecidos
Fotografía: UdeG/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Luego de solicitar que en Jalisco se decrete un estado de emergencia por la cantidad de desapariciones que se registran, el Comité Universitario de Análisis sobre Asuntos de Interés Público en Materia de Desaparición de Personas de la Universidad de Guadalajara (UdeG) también instó al Gobierno del Estado a tomar el tema con seriedad e instalar una mesa en la materia que permita monitorear este delito.

El coordinador del Comité, Jorge Ramírez, manifestó que ven una actitud “triunfalista” del gobernador, Enrique Alfaro, en este problema, cuando en Jalisco desaparece una persona cada seis horas.

“Lo primero que necesitamos es un gobernador que asuma el problema con seriedad, que tenga una posición moral frente al problema, más allá de que sea o no competencia de él o que sea un problema nacional. Aquí no hay ni siquiera una conciencia de que estamos enfrentando una situación muy grave. Toda la actitud que hemos visto es una actitud de ‘vamos avanzando, todo está bien, las cifras están bien’. No, no está bien. No está bien lo que está pasando hay una crisis seria”.

Dijo que desde el Gobierno estatal se debe entender que se trata de un delito de lesa humanidad que lastima a la sociedad, y una práctica de terror con la intención de que este delito quede en la impunidad.

Además del reconocimiento desde el Ejecutivo, expresó que se requiere el fortalecimiento de las instituciones de búsqueda y de la agenda pública.

“Así como hay una mesa de salud que está monitoreando la epidemia de COVID-19, debería el gobernador establecer una mesa de desapariciones que esté monitoreando el avance de esta epidemia de violencia. Hay una epidemia de violencia, feminicidios, de desapariciones en el Estado y queremos que el Gobierno, que el gobernador en particular, que es la cabeza, debería de tener una conducta moral más apropiada a esta tragedia y es una tragedia silenciosa que nos está consumiendo como sociedad”.

Aseveró que amedrentar con policías estatales a madres de desaparecidos que protestaban en el Servicio Médico Forense (Semefo) es la gota que derramó el vaso de una serie de negligencias que se han cometido durante años por las autoridades estatales.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here