Fotografía: Semanario Laguna
Guadalajara, Jalisco.

Un Tribunal Colegiado en Materia Administrativa se declaró incompetente para resolver la restitución de tierras invadidas en el predio conocido como “El Pandillo”, en la localidad de Mezcala, municipio de Poncitlán.

La comunidad indígena coca de Mezcala expresó su decepción ante el fallo sobre el amparo directo 121/2019, pues nuevamente la sentencia final que ha esperado por años la comunidad, sigue sin ser resuelta.

Ahora será el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, quien deberá resolver en definitiva el asunto y está pendiente que se asigne el número del expediente que le corresponda al amparo.

Pese a que ya tiene 20 años el caso, la comunidad coca de Mezcala refrenda su confianza en los órganos de impartición de justicia y reitera su voluntad de conducirse siempre por los cauces de la legalidad y el derecho de restitución de sus tierras comunales.

La comunidad de Mezcala está pendiente de lo que emita el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito para que aplique la justicia y se confirme la sentencia dada al expediente 475/2013, donde se condena al empresario Guillermo Moreno Ibarra y a su testaferro Crescenciano Santana Sánchez, a restituir sus legítimos dueños la superficie de 10 hectáreas del predio “El Pandillo” que ilegalmente ocupan.

La razón histórica deja claro que las tierras comunales pertenecen a Mezcala y no al empresario de la ciudad de Guadalajara.

Fue el 14 de mayo de 2002 cuando el comisariado de bienes comunales de Mezcala acudió a los tribunales agrarios a reclamar la restitución de las 10 hectáreas, sobre el cual se posesionó en forma ilegal Guillermo Moreno Ibarra.

El 10 de septiembre de 2014, el Tribunal Unitario Agrario Distrito XV condenó a Guillermo Moreno Ibarra y al comunero Crescenciano Santana Sánchez, a restituir a la comunidad indígena las 10 hectáreas. Sin embargo, el empresario invasor interpuso el juicio de amparo 121/2019, como último medio de defensa.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here