sitios RAMSAR
Fotografía: Coordinación de Gestión del Territorio
Autlán de Navarro, Jalisco.

Investigadores del Departamento de Ecología y Recursos Naturales del Centro Universitario de la Costa Sur y la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la región, trabajan en un proyecto colaborativo para identificar hasta dónde se puede llegar con el turismo en los sitios con denominación RAMSAR de la zona. 

Por la gran riqueza natural que estos ecosistemas representan se vuelven zonas de mayor presión para su conservación. Entre estos se encuentran humedales, manglares y lagos, mismos que son atractivos para empresas desarrolladoras que promueven un turismo elitista, es decir, que pueden pagar por una serie de servicios que van en detrimento de los ecosistemas donde se asientan dichos proyectos urbanos.

Ante este panorama, la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la Costa Sur (Jicosur) previendo la proliferación de este tipo de proyectos, a través de un acuerdo con investigadores del Cu Costa Sur realizan estudios y proponen acciones enfocadas a marcar los límites y medir la capacidad de carga de estos sitios, indicó el maestro Rubén Ramírez Villeda, investigador del centro universitario.

“La capacidad de carga se trata de un estudio para saber qué número de personas puede soportar un lugar sin que tenga que llegar a un deterioro del mismo, es decir, después de la visita pública, que el sitio tenga una capacidad natural de recuperación pero que por la intensidad de los visitantes después se sobrepasa esa capacidad de recuperación y por eso se tiene un sitio impactado, deteriorado. Dado que los sitios RAMSAR son sitios de conservación se busca que no se llegue a estos niveles”.

Por otro lado, el investigador señala que es entendible que el turismo es una actividad económica importante a nivel internacional que genera alrededor del 8 y 9 % de PIB, crea empleos, servicios y hay otro tipo de beneficios económicos en ese rubro, es por eso y por las expectativas de que se pueden desarrollar actividades a gran escala sin considerar el impacto en estos sitios, que se ha buscado hacer este estudio.

En el informe que se ha desarrollado desde enero a la fecha, se han encontrado aspectos muy particulares en las cinco lagunas de la región, que si bien comparten factores comunes los efectos no son iguales para todas en su conjunto. Los flujos hidrológicos de las  sistemas donde se realizan las investigaciones han cambiado de manera sustancial “porque su dinámica ha sido modificada por las actividades productivas alrededor”, expresó el investigador.

“Hay toda una dinámica ahí en los sistemas de humedales que debemos entender de manera individual. Las soluciones son como recetas para los cinco sitios en su conjunto, la Jicosur a partir de este estudio tendrá elementos para elaborar estrategias de forma individual tanto para la conservación como para el desarrollo de las actividades productivas por que los sitios RAMSAR generan las oportunidades para el beneficio local”.

Ramírez Villeda, destaca que cinco sitios RAMSAR ubicados en Tomatlán ya cuentan con un comité local y se trabaja en la conformación de otros dos comités más en Barra de Navidad y la Manzanilla para fines de aprovechamiento de recursos económicas que otorga el Gobierno del estado para programas de manejo a través de la Junta.

“La Jicosur está canalizando recursos de la Semadet para acciones de rehabilitación de caminos, señalización, palapas, que reciben visitantes en tres de estos sitios, para que cuenten con servicios por lo menos básicos; son áreas contiguas al mar y se busca concentrar la visita pública para evitar un mayor impacto de contaminación en áreas muy extensas”.

Por la gran relevancia e estos sitios desde el 2005 el Gobierno de Jalisco creó el Comité Estatal para la Protección de los Humedales a través de los comités intersectoriales que se coordinan mediante la Secretaría de Medio Ambiente, la Secretaría de Desarrollo Rural y la Comisión Estatal del Agua, así como la Universidad de Guadalajara con un vocal y un asesor de sitios RAMSAR.

Con 142 sitios RAMSAR, México ocupa el segundo lugar con el mayor número de registros, de los cuales 13 se ubican en el estado de Jalisco, ocho de estos en la región Costa Sur, y solo uno de ellos se encuentra protegido dentro de la Reserva de la biosfera Chamela-Cuixmala en Tomatlán.

Redacción: Elia Macías