Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

La nacionalización del litio en México inicia con la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de convertir al país en una potencia del mineral, pero levanta dudas sobre expropiaciones, la capacidad del Estado para explotarlo y la cantidad real de yacimientos.

La reforma a la Ley Minera, promulgada esta semana, declara al litio como mineral de utilidad pública cuya explotación será facultad exclusiva del Estado mediante un nuevo organismo público, un modelo similar al de Bolivia, detalla Juan Pablo Aguirre, investigador del apartidista Instituto Belisario Domínguez del Senado.

“Con esta reforma del litio, y lo importante es la explotación y el aprovechamiento, se puede convertir México en un referente. Si no en una potencia mundial del litio, sí será un país competitivo con otras naciones de América Latina, como Chile, Argentina, Bolivia y Perú”, expresa este sábado Aguirre a Efe.

– ¿Una potencia mundial? –

Al defender la reforma en el Congreso, el gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena) argumentó que México está en el décimo lugar de los 23 países con reservas del mineral, con el yacimiento más grande del mundo en Sonora, estado del noroeste del país.

El oficialismo, que ha comparado la trascendencia de la reforma con la expropiación petrolera, estimó que en ese yacimiento hay 243 millones de toneladas de litio con un valor de 70 mil dólares por tonelada, por lo que busca que esos ingresos vayan directo al Estado.

Pero el investigador Aguirre advierte que “no hay un cálculo exacto del nivel de litio” en México, y que “se ha dicho erróneamente que México tiene las mayores reservas del mundo de litio, lo cual es falso”.

“Sí cuenta México con reservas interesantes, (pero) son superadas por las de Perú, Bolivia, Australia y Estados Unidos. Y hay que decir que México está en una fase de exploración para encontrar la cantidad y calidad de yacimientos”, matiza.

El Servicio Geológico Mexicano (SGM) solo identifica yacimientos de litio en Sonora, Chihuahua, Coahuila, Zacatecas y San Luis Potosí, según la investigación del Instituto Belisario Domínguez.

Además, los últimos datos del SGM reportan exportaciones de litio por poco más de 650 mil dólares en 2018 frente a 3.8 millones dólares de importaciones, de las que más de tres cuartas partes provienen de Chile, que tiene una ley del mineral desde hace más de 40 años.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here