Fotografía: Henry Saldaña
Guadalajara, Jalisco.

Los esquemas de inversión ponzi o mejor conocidos como esquemas piramidales, es un tipo de actividad que, a pesar de estar prohibida, sigue operando debido a que quienes encabezan estos proyectos están vinculados a figuras políticas, señaló el economista e investigador del Centro Universitario de Ciencias Económicas Administrativas (CUCEA), Pablo Sandoval.

Esto, después de que se diera un fraude multimillonario por la empresa AJP en Guadalajara, cuyo esquema es similar al mencionado.

“Lo que se ha comprobado es que estas figuras, los que encabezan estos proyectos de estafa se ha comprobado que tienen vínculos con ciertas figuras políticas. Entonces hay un dejo de protección en algún sentido, o al menos se ignora o no se atiende con la prontitud porque precisamente porque en los casos que se han presentado en México hay evidencias de que han tenido vínculos con ciertas figuras políticas”.

El economista comentó que este tipo de estafa también está presente en otros países. Explicó que estos esquemas funcionan mientras se atraen más inversionistas y su financiamiento se sostiene con los montos que aportan cada uno de los inversores.

Por ello, indicó que estos fraudes son un problema público, ya que afectan desde grandes hasta pequeños inversionistas.

“Hay por supuesto grandes inversores, la lista que se ha publicado no la voy a repetir, de figuras políticas, artísticas, del deporte, etcétera. Pero también se han presentado casos de pequeños inversionistas que pierden sus ahorros en este tipo de proyectos, ilegales, de estafa”.

A pesar de no saberse la cifra exacta de los daños económicos por el fraude de la empresa AJP, Pablo Sandoval estima que podría ser de cientos a miles de millones de pesos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here