Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

La Valentina Teatro presentó “Espantapájaros” en el Teatro Jaime Torres Bodet. Es una obra dirigida a niños, niñas, adolescentes y adultos, que visibiliza la problemática que enfrentan los menores que son reclutados por el narcotráfico, el pandillerismo e incluso, las autodefensas.

La trama gira en torno a un ex niño soldado que relata la historia de su vida, y se reencuentra consigo mismo para perdonar. El guion está basado en el texto ¿Quién le teme a Espantapájaros? de Maribel Carrasco. Acerca de la adaptación, Circee Rangel, directora del montaje, explicó:

“Maribel Carrasco que es la dramaturga de esta obra, escribió esta historia hace muchos años, entre 10 y 15 años, hablando de niños que estaban siendo reclutados sobre todo en otros países: en África, tenemos noticia de eso desde hace mucho tiempo. Sin embargo, se dio cuenta que aquí también empezaba a haber niños que estaban siendo reclutados para cuestiones bélicas, para tomar las armas y matar a otras personas”.

Circee trabaja en el Hogar Cabañas, convive con niñas y niños en situación vulnerable, por esta razón, para ella, es de vital importancia hablar a través del arte acerca de este tema:

“Es al mismo tiempo doloroso conocer todas estas realidades que generalmente como ciudadanos nos tapamos los ojos porque son duras y tristes; y porque yo siento que también tenemos mucho de responsabilidad en ello, no nos estamos haciendo cargo de los niños y niñas que están a nuestro alrededor”.

Con el objetivo de acercarse al público infantil que no puede acceder al teatro, el formato de la puesta en escena está diseñado para llevarse a las calles, plazas públicas y barrios. Circee compartió su experiencia interpretando a la madre del protagonista:

“Yo misma soy mamá y esta es una mamá que al mismo tiempo da mucho amor; y por otra parte también busca a su hijo como muchas madres están buscando hoy a sus hijos e hijas desaparecidos”.

“Espantapájaros” recibió el apoyo del Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) y del Sistema Nacional de Creadores. La pieza formó parte de la conmemoración del Día Internacional del Teatro:

“El teatro para mí es un espacio de resistencia para justamente denunciar aquello que me duele, que me incómoda, que me indigna, y proponer a partir de la identificación que pueden sentir los espectadores, un momento de reflexión a partir de la catarsis y después también, que nos caigan los “veintes” de como sociedad qué podemos hacer”.

Isabel Reyes

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here