Fotografía: Gobierno de Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

El sistema de videovigilancia Escudo Urbano C5 de poco o de nada sirve, para detener a los delincuentes cuando realizan bloqueos y queman vehículos, afirmó Francisco Jiménez Reynoso, integrante del Observatorio de Análisis sobre Seguridad, Justicia y Derechos Humanos de la Universidad de Guadalajara (UdeG), quien dijo que los grupos de delincuentes realizan a su antojo desordenes como el sucedido la noche del martes.

“Es preocupante la situación. Tenemos un Escudo Urbano, que más bien parece un escudo en vano, que parece que está de adorno. Autoridades municipales, estatales y comisarios de seguridad están perfectamente coordinadas, cuando se les pregunta si saben de qué grupo de delincuentes son. ‘No sabemos’, responden. ¿Sabían si venía un operativo del gobierno federal?, ‘menos sabíamos, no nos avisan’. Entonces, ¿qué hacen las autoridades en el estado?”, expresó.

El abogado y académico del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, lamentó que el gobernador Enrique Alfaro, asume un papel solo como “cronista” de los hechos, pero sin intervenir en ellos, hasta que lo hace solo como reacción, dijo.

“El gobernador se ha convertido en un cronista de lo que hace el gobierno federal, en un narrador, en este tipo de detenciones, o de combates civiles que se dan en nuestras calles y que hasta el momento hay un saldo blanco. Ya hasta siendo una especie de ‘síndrome de Estocolmo’, porque los delincuentes se toman unos segundos para bajar a los ocupantes de los camiones y de unidades particulares para no afectar su integridad física”, explicó.

Del gobierno federal, Jiménez Reynoso advirtió que el operativo hecho en Ixtlahuacán del Río, para enfrentar una reunión de altos mandos de un cartel, es una prueba de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, ya está cambiando su actitud pasiva a una más activa para combatirlos. Y a eso se añade su propuesta para que la Guardia Nacional se adscriba a la Secretaría de la Defensa Nacional, una acción que “raya” en lo inconstitucional.

“El presidente ya está modificando su postura con aquella frase que causó mucha polémica de ‘abrazos, no balazos’. Ya se está dando cuenta de que no van a funcionar las cosas con buenas intenciones, sino que ya se está dando cuenta de que se necesita recuperar un estado de derecho, desaparecido, o casi extinguido, que está con alfileres y él está tomando acciones que pueden rayar en la incostitucionalidad, por la naturaleza de la Guardia Nacional, incluso”, aseveró.

El experto lamentó que los narcobloqueos sea una acción violenta que parece que llegó para quedarse, pues ya son seis los ocurridos en un periodo de 11 años, entre 2011 y 2022.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here