Fotografía: EFE
Morelia, Michoacán.

Grupos especiales del Ejército mexicano tomaron el control de la seguridad en el poblado de Naranjo de Chila, en el estado de Michoacán, lugar de nacimiento de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder del poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La embestida de las fuerzas castrenses tiene como objetivo recuperar la paz del otrora bastión del Mencho, considerado como el narcotraficante más buscado por autoridades de México y de Estados Unidos, y por quien se ofrece una recompensa de 10 millones de dólares.

Naranjo de Chila es un poblado rural que pertenece al municipio de Aguililla, enclavado en la llamada región de Tierra Caliente del estado de Michoacán, donde la producción de marihuana y amapola floreció en las décadas de los años 80 y 90.

Esta comunidad, de acuerdo al último censo poblacional, no superaba los 500 habitantes, aunque estimaciones de personal del Ejército revelan que hoy en día habitan menos de 200 personas.

El pueblo es patrullado día y noche por convoyes militares, encabezados por vehículos blindados de combate, un camión con blindaje ligero y de manufactura mexicana, en el que viajan escuadrones especiales para detectar minas antipersona, luego de la explosión de dos artefactos explosivos en los últimos 20 días.

La primera mina detonó el 31 de enero, al paso de un vehículo blindado que patrulla caminos rurales en el poblado de Loma Blanca, en el municipio de Tepalcatepec -colindante con Aguililla-, donde seis soldados resultaron heridos.

El segundo artefacto mató a un campesino e hirió a otro al explotar al contacto con una camioneta, en la localidad de El Callejón, también en Aguililla.

Naranjo de Chila es una de las decenas de localidades de la Tierra Caliente de Michoacán donde, en los últimos dos años, se ha registrado el éxodo de cientos de familias hacia la frontera norte de México, donde esperan ayuda humanitaria y la posibilidad de recibir asilo político en Estados Unidos.

Brenda Fraga Gutiérrez, titular de la Secretaría del Migrante del Gobierno de Michoacán, dijo este día a medios que México “carece de información real sobre el fenómeno del desplazamiento forzado de personas”.

La funcionaria explicó que personal del área a su cargo, así como de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Unidad de Terreno del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), han iniciado la visita a al menos 35 albergues de refugiados en Tijuana, Baja California, para determinar el número exacto de michoacanos que huyeron de la violencia en Tierra Caliente.

De acuerdo con información de las áreas de seguridad del Gobierno de Michoacán, a cargo del izquierdista Alfredo Ramírez Bedolla, en la Tierra Caliente de Michoacán -conformada por una decena de municipios- operan las organizaciones criminales autodenominadas como CJNG, Cártel de Tepalcatepec, de La Nueva Familia Michoacana y Cártel de Los Caballeros Templarios.

Estas organizaciones se disputan a sangre y fuego el control de actividades ilícitas como la producción y tráfico de marihuana, metanfetamina, heroína y, recientemente, cocaína. También son responsables de un sinnúmero de extorsiones, secuestros, robo de vehículos y ataques a la población civil.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here