Fotografía: Gobierno de Guadalajara.
Guadalajara, Jalisco.

Era policía de línea en la Comisaría de Guadalajara y, al mismo tiempo, el líder de una banda dedicada al secuestro.

No sólo eso. Pablo Heriberto “F”, como lo identifica la Fiscalía de Jalisco, usaba información privilegiada de su trabajo en la corporación municipal para proteger a sus cómplices cuando cometían un delito de este tipo.

La dependencia informó que el oficial fue detenido y vinculado a proceso “como resultado de los trabajos de inteligencia y análisis de información llevados a cabo por la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS)”.

Era, según afirma, un “objetivo prioritario”, dado que lideraba la organización de secuestradores.

La investigación revela que el sospechoso aprovechaba “de forma dolosa” la información confidencial a la que tenía acceso por parte de la corporación. Básicamente, despejaba la zona para que sus cómplices pudieran operar sin obstrucción de las autoridades.

Está ligado al secuestro de un comerciante el pasado 5 de abril, por quien se exigía el pago de millón y medio de pesos, y a quien finalmente liberaron por 100 mil pesos y una camioneta modelo 2018.

La Unidad Antisecuestros siguió la pista de esta banda y arrestó a cuatro de sus integrantes, entre ellos una mujer, cuando trataron de plagiar a otro comerciante. Eventualmente, otro hombre y otra mujer fueron arrestados y todos ellos ya se encuentran vinculados a proceso.

El jefe de la banda fue arrestado en un operativo que se realizó en Tlaquepaque y está señalado por secuestro agravado. Como medida cautelar, permanecerá ocho meses en prisión preventiva justificada.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here