Guadalajara, Jal.

 

Comenzó a tocar el violín a los 14 años por una casualidad. Aceptó la invitación de acompañar a una de sus compañeras de secundaria que había comenzado a tomar clases particulares con el maestro Nicolás Corrales Marañón. Estando en la clase, el maestro le invitó a probar el instrumento, y al descubrir aptitudes en él, le invitó a tomar clases regulares. Fue con el maestro Nicolás Corrales Marañón que Luis Barrios descubrió su amor por la música y por este instrumento que, a un año de comenzar a estudiarlo, le permitió ingresar a una orquesta de reciente fundación en su natal Guadalajara, posteriormente ingresó a la Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM) en su edición 2009, esta experiencia fue un parteaguas en su carrera, pues pudo conocer a más jóvenes destacados en el ámbito artístico musical.

“Fue un parteaguas para mí porque yo estaba en una burbuja muy pequeña, jamás había ido a una escuela de música o conocido gente que tocará tan bien, esta OSIM fue muy importante porque era la última OSIM de mucha gente que tenía años yendo a la OSIM, todos tenían ya mi edad  17 o 18 años y era gente que se iba ir a estudiar a Alemania o Estados Unidos, yo me preguntaba que estaba haciendo ahí, pero aprendí muchísimo y también fue un impulso que me llevó a querer hacer más y buscar más opciones”, recuerda Luis Barrios, Principal de violas en la Orquesta Sinfónica Juvenil de Zapopan.

Al igual que muchos de los grandes violistas como Lionel Tertis, William Pirmrose y Peter Schidlof, Luis Barrios inició tocando el violín. Su acercamiento con la viola se dio por la necesidad de alguien que interpretará la parte de viola en uno de los ensambles de música de cámara dirigidos por el reconocido violinista y músico de cámara Christopher Whilshere. Aunque la viola y el violín son muy parecidos en forma y técnica, el contacto con la cuerda grave y la calidez de su voz despertó en él un sentimiento de identidad que no encontró en el violín.

Fue luego de formar parte de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Guadalajara y de ingresar a la Orquesta Sinfónica Juvenil de Zapopan cuando en el 2015 Luis realizó la transición de violinista a violista y presentó su audición para ocupar el puesto de Principal de sección de violas en la Orquesta Sinfónica Juvenil de Zapopan, puesto que ocupó del 2016 al 2019, año en el que migró a Kansas para cursar su maestría en Música.

¿Cómo viviste el proceso de transición de violín a viola?

Técnicamente es un poco diferente, si hay que ajustarse al instrumento, físicamente es más grande, más grueso. Ahorita el maestro Ismel (Ismel José Campos, Principal de violas en la Orquesta Filarmónica de Jalisco) lo define más que como un violín grande, pensarlo como un chelo, aunque nuestra postura sea más parecida al violín tenemos que pensar más como chelistas porque las cuerdas son más gruesas y reaccionan más como un chelo que como violín. Justamente mi maestra Catherine Consiglio luchó esos tres años que estuve con ella para quitarme esa idea violinística de aproximarme al instrumento, ella me decía: eso funciona en el violín, pero en la viola no te va a responder, hay que cambiar ese chip. Sigo en ese proceso, fueron más 9 años de tocar el violín y lo tengo bastante arraigado en mí, tengo que pensar día a día para producir un mejor sonido de viola.

 

Cortesía: Luis Barrios y Catherine Consiglio

¿Qué responsabilidades implica ser un principal de sección?

Primeramente, es dar esa seguridad a la sección en las entradas, y en cuestión musical que hacer, que tanto arco usar, el carácter de la música. Eres el líder, claro cada uno tiene su musicalidad y su talento, pero, así como el director es el que unifica las ideas de toda la orquesta, el jefe de sección unifica las ideas de cada sección.

Para ocupar un atril dentro de una orquesta, hay que aprobar una audición, ¿Cómo te preparas para enfrentarte a las audiciones?

Varía un poco como se manejan las audiciones en México y otros países, cada orquesta es diferente y depende mucho del director y las ideas que tengan. Lo que se pide para una audición son pasajes pensados exclusivamente para demostrar diferentes habilidades, lo que se busca es ver el mayor abanico de habilidades técnicas y musicales del aplicante. Además de obras solistas, se piden conciertos y movimientos de Bach solo. Más que prepárarte para una audición, llegas a un punto en el que siempre tienes que estar preparando pasajes de orquesta así no tengas una audición en puerta, para que cuando se te presente una oportunidad estés listo. A veces siento que las audiciones requieren mucha más maduración que tocar una sonata, hay muchos pasajes de orquesta que necesitan madurase poco a poquito para sentirte seguro al momento de interpretarlos”

La última audición que realizó Luis en Estados Unidos fue para ocupar un atril en la Orquesta de Wichita, institución donde cursó su maestría en música bajo la cátedra de Catherine Consiglio. De esta experiencia Luis destaca la imparcialidad de la audición, realizada a cortina cerrada.

“En la audición tú estás en un salón grande y los jurados están detrás de una cortina, te dan indicaciones y no puedes decir nada, hay una persona apoyándote con la que te puedes comunicar, pero casi casi susurrando, si no te descalifican. Ellos toman muy en cuenta ser imparciales, no saben quién eres y lo único que les importa es como tocas. Aquí en México no he tenido la oportunidad de realizar la audición a cortina cerrada, es algo que me gustó, a muchas personas y a mí nos pone nerviosos ver al jurado, he vivido las dos experiencias y me gusta más la cortina cerrada” 

Aunque Luis ganó la audición para ocupar un atril en la Orquesta de Wichita, sus planes eran regresar a México, realizó la audición por la experiencia que aporta en su carrera musical. Tras su llegada a México este año, volvió a ganar la audición para principal de viola en la Sinfónica Juvenil de Zapopan. Además, ha ofrecido recitales de música de cámara con el Cuarteto Janus, participando en el Concurso Nacional de Cuartetos de Cuerda “Cuarteto Latinoamericano 2019”.

En su debut como cuarteto, el Cuarteto Janus interpretó el Cuarteto de cuerdas N° 8 en do menor, op. 110 de Dmitri Shostakóvich, fue con una obra del mismo compositor, que Luis debutó con la Orquesta Filarmónica de Jalisco, en el programa 4 de la de la tercera temporada del 2022.

 

Cortesía: Janus Quartet

Recientemente tocaste con la Orquesta Filarmónica de Jalisco, la orquesta profesional de nuestro estado, platícanos sobre esta experiencia

“Es una orquesta que tiene muchísimo nivel y muchísima entrega de parte de todos sus músicos y realmente lo viví con este repertorio que no es nada sencillo, la décima de Shostakóvich es algo brutal, es algo increíble, mucha energía. Yo estaba encantado cuando el maestro Ismel me hizo la invitación a tocar con ellos en la orquesta esta semana, estaba encantado y nervioso, porque es la orquesta de tu ciudad, todo mundo está aquí contigo y la expectativa que puedan poner en ti. El director que vino de invitado es muy bueno, realmente me gustó mucho y espero que me sigan invitando, yo encantado, y si en algún momento tengo ya el contrato para estar ahí de planta en la orquesta sería feliz”

¿Es común que se invite a jóvenes que destacan en su instrumento a tocar con ensambles como la OFJ?

“Creo que si, en este programa yo ví a Hugo Palomino tocando en la sección de trompetas y hubo otro joven violista también invitado de la ciudad de México (Roberto Vargas). Pero realmente desconozco, por ejemplo, en la sección de violines y cellos creo que no ha habido jóvenes invitados recientemente a la orquesta”.

 

Luis Barrios en su debut con la OFJ

¿Consejos para los jóvenes que inician o buscan hacer camino en la música?

Sobre todo, que no se comparen con nadie, la comparación solo lleva a la depresión y a sentirte mal contigo mismo, tomen inspiración de alguien más. Si tu maestro es rudo o humillante contigo, probablemente no sea una buena opción, dañar tu autoestima perjudica más que no tener una buena técnica, puedes tener una buena técnica, pero si no sientes confianza en ti no funciona, va muy de la mano tener una buena técnica y buena salud mental. Algo que hace falta muchísimo en Guadalajara es prepararse en inglés, es la razón número uno por la que las personas no pueden irse a estudiar al extranjero, tienen su título, el nivel, beca completa en la universidad, pero si no tienen el examen de inglés no te puedes ir.

Luis continúa preparándose, entre sus proyectos está el retomar las presentaciones con el Cuarteto Janus, participar en ciclos de conciertos de música de cámara y esperar que se abran audiciones para formar parte de una orquesta profesional y remunerada, como la Orquesta Filarmónica de Jalisco.

Antonio Díaz