Fotografía: by www.rockstargames.com
Guadalajara, Jalisco.

Red Dead Redemption 2 es una obra maestra sin discusión. Estrenado solo hace un par de años, el western de Rockstar ha dejado la vara muy arriba para las futuras obras del estudio, siendo un ejemplo para toda la industria de cual es el camino a seguir para contar historia cada vez más inmersivas y profundas.

Aun así, aun con el buen recibimiento de la industria y de la crítica, la experiencia en de un jugador se vio complementada con un multijugador que dejo a muchos clavados en su mundo, lleno de atracos, persecuciones, redadas y cientos de historias que contar para la posteridad, debido al cuidado y mimo que exuda el viejo oeste que Rockstar nos dio para nuestro disfrute y deleite.

Sin embargo, a poco menos de cinco años desde su estreno, la gran Rockstar ha anunciado el cese de futuras actualizaciones para el multijugador. Esto debido a un increíble silencio por parte del estudio, donde durante meses, los usuarios insistieron en una falta de interés de Rockstar por seguir compartiendo contenido a través de actualizaciones o dlc´s, más allá de los eventos semanales o especiales.

Bueno, a través del blog principal de Rockstar, el estudio hizo oficial lo que por meses se venia especulando, y es que desafortunadamente, Red Dead Online dejará de recibir contenido grande. Si bien el estudio confirmo que aun habrá soporte para el multijugador, continuando con la línea de trabajo que se ha mantenido hasta hoy en día, los esfuerzos del estudio se verán distribuidos en mayor medida en su nuevo proyecto de la saga de Grand Theft Auto, así como en el multijugador de GTA Online.

Si bien, esto no significa que el título cerrará sus servidores, esto es el primer paso para el inminente abandono de los usuarios que se verán ante un multijugador falto de contenido. Ahora, solo la comunidad de Red Dead Online será la única que mantendrá a flote la experiencia. Animo Gamers…

Miguel Ángel Aceves

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here