Enrique Ibarra se niega a hablar del Zapotillo
Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

El secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza evadió hablar sobre las negociaciones con el gobierno federal para retomar las obras de El Zapotillo y la presa derivadora El Purgatorio.

El funcionario aseguró que no tenía nada que hablar sobre este tema al estar totalmente al margen de las reuniones y que sabía lo mismo que lo publicado en los medios de comunicación recientemente.

Ibarra Pedroza se muestra ajeno a las pláticas para reactivar el proyecto con el que se pretende abastecer de agua potable al Área Metropolitana de Guadalajara, a pesar de que el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez y el mandatario de Guanajuato, Diego Sinhue solicitaron una reunión urgente con el presidente de la República, Andrés López Obrador para buscar una solución que ponga fin a la crisis por la falta de agua en ambas entidades.

Los dos gobernadores afirmaron que han construido un acuerdo para garantizar una distribución equitativa de la cuenca del río Verde para Guanajuato y Jalisco.

Aunque amable, Ibarra Pedroza simplemente se declaró incompetente para abundar sobre estas pláticas.

Desde marzo de este año, Enrique Alfaro Ramírez volvió a presionar al gobierno federal para que termine la presa El Zapotillo, al ser el aprovechamiento del río Verde su único plan para paliar la escasez de agua en Jalisco.

Hasta logró establecer una mesa de trabajo con el coordinador de asesores de la Presidencia de la República, Lázaro Cárdenas Batel, la cual no dió frutos, según declaró el mandatario de Jalisco.

De acuerdo con los últimos datos dados a conocer por el gobernador, la presa derivadora El Purgatorio registra un avance del 90% y al Zapotillo le faltan las obras finales para determinar el tamaño de la cortina, así como el vertedero.

Georgina García Solís