Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, salió al encuentro de la Caravana de la Dignidad y Conciencia Wixárika, en una gasolinera situada en la Avenida Juan Gil Preciado, en Zapopan.

El titular del Ejecutivo les expresó su apoyo moral ante la exigencia de justicia para recuperar las tierras invadidas en los límites entre Jalisco y Nayarit, y les ofreció darles víveres y transporte de vuelta a su comunidad, una vez que concluya la caravana en la capital del país.

“La verdad es que los felicito por el esfuerzo para ir a levantar la voz pacíficamente, para hacer este gran recorrido que emprendieron para buscar justicia. Vamos a estar al pendiente de lo que necesiten. Le pedí a Vero Jiménez que esté a sus órdenes para acompañar toda la caminata y garantizar que podamos tener atención médica, en caso de que sea necesario, cualquier apoyo que requieran. Ya hicimos el compromiso de que nosotros vamos a poner los camiones para el regreso para llevarlo a su casa, después de que terminen su recorrido. Cuenten con ese apoyo”, manifestó.

Por su parte, Ubaldo Valdez Castañeda, comunero de San Sebastián Teponahuaxtlán, dijo que la exigencia de la restitución de tierras es un asunto que atañe al Gobierno federal y no al gobierno de Jalisco; sin embargo, le pidió a Enrique Alfaro que intervenga para resolver el conflicto de límites con Nayarit.

“En esa franja existe una preocupación de límites estatales entre Jalisco y Nayarit. Sabemos que esas controversias se dieron desde hace mucho tiempo. Incluso, desde que se formó Nayarit como estado, desde ahí inician las invasiones, de Nayarit hacia Jalisco. Para nosotros es de suma importancia que eso sí está dentro del marco de sus atribuciones y pudiéramos resolver esa parte”, le expresó.

Los comuneros se quedarán en Guadalajara un par de días para reanudar su marcha a la capital del país.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here