Enrique Alfaro, el gobernador con más manifestaciones

Con casi 600 protestas, el mandatario en funciones se convierte en quien más reclamos sociales ha tenido. La Universidad de Guadalajara, los familiares de desaparecidos y los pacientes ignorados y sin medicamentos son los más inconformes

0
16
Guadalajara, Jalisco.

El gobernador que más manifestaciones ha tenido en la historia reciente de Jalisco se llama Enrique Alfaro Ramírez. De acuerdo con la información estadística de la entonces Subsecretaría de Asuntos del Interior, así como las áreas auxiliares del Despacho del gobernador, presumen la nada honrosa cifra de 581 manifestaciones hasta el pasado 27 de septiembre.

Diseño: UDGTV Canal 44

Con apenas cuatro años de gobierno y una seria competencia por ser uno de los gobernadores peor evaluados, de acuerdo con las encuestas mensuales de El Financiero, Mitofsky y Alternativa, hoy la administración del ex alcalde tapatío pasa por su peor momento en cuanto a imagen pública.

Diseño: UDGTV Canal 44

La estadística señala que el repunte de manifestaciones ocurrió luego del conflicto con la Universidad de Guadalajara por los 140 millones de pesos que le quitó al Museo de Ciencias ambientales, ocurrido en agosto de 2021.

Pero no es el único caso. Además de las 156 manifestaciones de la UdeG que se tenían contabilizadas hasta la semana pasada, se tienen 80 protestas de familiares y amigos de desaparecidos que buscan a su ser querido. En la estadística no se contemplan las marchas que ocurren en la Glorieta de los Niños Héroes rebautizada como la Glorieta de las y los desaparecidos, rebautizada por el creciente número de desapariciones desde el año 2017.

En la estadística que presenta la actual administración, se tienen:

  • Nueve registros por las malas condiciones del transporte público
  • Nueve ocasiones por el aumento a la tarifa
  • Nueve más han sido padres de niños con cáncer y, de manera general
  • 171 manifestaciones por asuntos relacionados a los malos manejos del dinero utilizado durante la pandemia, para basificar personal o la compra de medicamentos durante la crisis sanitaria que vivimos en los últimos tres años.

En este sexenio se han dado algunas de las manifestaciones más multitudinarias y llamativas de los últimos tres sexenios. La más grande fue la de la Universidad de Guadalajara que presumió reunir a más de cien mil personas. También están las violentas del 4, 5 y 6 de junio del 2020, que incluyeron la detención arbitraria de jóvenes. Las caóticas, como las que organizan los dueños de talleres acreditados para llevar a cabo la verificación, y las que han aglutinado a miles de personas que han pedido la renuncia y la revocación de mandato del gobernador.

Los datos que reportan las dependencias también hablan de un cambio en la manera de manifestarse.

Mientras que los primeros dos años, las manifestaciones se concentraron en Palacio de Gobierno, las que ahora se realizan en Casa Jalisco son parte de la cotidianidad de la calle Manuel Acuña. Y aunque al principio el gobernador salía a atender a los contingentes, después de varios escenarios en los que regañó a los ciudadanos, decidió dejar de hacerlo.

Otra de las muestras de la intolerancia del gobernador hacia la protesta se da en los eventos que ocurren fuera de la Zona Metropolitana de Guadalajara y que no están contabilizados en esta estadística.

En julio pasado, un grupo de manifestantes en Sayula se le acercó al gobernador para reclamarle falta de obra pública. El sitio Partidero lo pudo documentar en el siguiente video:

Video: Partidero

También está el reciente caso en el que insultó a un par de funcionarios de la Universidad de Guadalajara, quienes le señalaron las imprecisiones que tenía su discurso de Obras son Amores. Un hecho que, además, posicionó su nombre a escala nacional por la amenaza que hizo a los académicos.

En agosto de 2021, en una gira por la Ciudad de México, Enrique Alfaro volvió a insistir en que las manifestaciones atienden solo a grillas y no a reclamos legítimos.

De continuar con esta tendencia, el gobernador estaría llegando a su Cuarto Informe de Gobierno con más de 600 manifestaciones, una cifra que lo pone por encima de dos ex gobernadores que, tras crisis como la famosa “mentada” de Emilio González, y los tráileres de la muerte de Aristóteles Sandoval, terminaron por afectar a su partido político y no ganar las elecciones siguientes.

Diseño: UDGTV Canal 44
Omar García