Fotografía: Gobierno de Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

Pasan los días y los medicamentos siguen sin llegar a las farmacias del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal). Los pensionados continúan padeciendo la falta de estos insumos para mantener su salud en buen estado.

Pero, lamentablemente, esta carencia es ahora encubierta por los médicos de la institución, quienes al saber que faltan ciertos fármacos, simplemente no los prescriben en las recetas que entregan a sus pacientes. Así lo denuncia Fernando, quien pide guardar su imagen, y quien trae a su madre para que reciba atención médica.

“Siempre ha habido una falta de medicamentos para la gente de la tercera edad. Hoy en día, la problemática es que están dando la receta, pero únicamente lo que hay en almacén, no de lo que ocupas. Otra cosa sería si te surten tu medicamento al 100%. ¿En qué consiste esta mecánica? Al final de cuentas checan qué hay en el stock de la farmacia, de existencia, y si no hay el medicamento que te toca, pues simplemente no te lo imprimen en la receta, te piden que regreses en días posteriores, ya que haya, de tal manera que no se note el faltante. Sin embargo, al paciente o a la persona sí le es necesario ese medicamento. Exactamente a la gente se le debe surtir al 100% la necesidad de su medicamento, no el stock que tenga la farmacia por las deficiencias que ellos manejan”.

Los derechohabientes, en general, opinan que desde hace tres años persiste una mala atención y falta de medicamentos en las farmacias del Ipejal. Bernardo Sahagún, por ejemplo, denuncia que ni su mujer ni su hija ni él encuentran los fármacos que requieren para sus tratamientos.

“Ay, la mera verdad ya tenemos casi tres años o más que nos acomodamos un poquito y no hay abasto, y luego quieren hacer el sanatorio, no sé para qué, para matarnos si no hay medicinas, tienen ya un hospital. -¿Cuánto tiene usted de pensionado?- 17 años -¿Y en alguna ocasión ya había vivido una situación similar?- No, bueno ya tiene años este problema, pero hay veces que se componía y hay veces que se volvía a recaer, pero los últimos 3, 4 años, hemos estado difícil”.

En la farmacia que está ubicada sobre la Avenida Federalismo, el sentir de los pensionados es de decepción, ya que tras acudir a sus citas de manera regular a la unidad médica que se encuentra a un costado para que les sean recetados sus fármacos, simplemente les recuerdan que todavía no hay.

“Yo pasé la semana pasada por una situación igual con una tomografía. Me mandaron a laboratorios Tolsá, me la cobraron a dos mil pesos, unos estudios de laboratorio generales me los hice por mil 500 y un medicamento también que ya estoy comprando yo”.

También agregó:

“De pensionada tengo desde 2007 y antes estábamos muy bien, teníamos muy buena medicina. Inclusive se hacía el comentario que eran medicinas caras y estudios de todo y no le batallábamos absolutamente nada. Esto viene a raíz de unos tres años y medio, pero ahorita cada día estamos peor, nos dicen que ya va a haber la próxima semana y que otros días. Hablamos por teléfono, estamos llamando y nunca nos contestan: ni farmacia ni nadie. Entonces, tengo que darme la vuelta y puras de esas”.

Es la historia que padecen miles de pensionados en Jalisco, quienes por más de 30 años entregaron su vida laboral al Estado y ahora no tiene medicinas para sobrellevar sus tratamientos.

Iván De León Meléndrez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here