Guadalajara, Jalisco.

El profesor investigador de la Universidad Panamericana, Alejandro Rodríguez, compara el encarecimiento de la gasolina que enfrentan los mexicanos en 2021 al gasolinazo de 2017, cuando se liberaron los precios de las gasolinas.

Aunque los factores del incremento de los costos del combustible en este caso son externos, aclaró el académico.

Los precios que se encuentran en algunas gasolineras del Área Metropolitana de Guadalajara superan el “gasolinazo” de 2017 y 2018. En una estación de la avenida Río Nilo, el litro de Magna se comercializa en 21.68 pesos y la Premium en 23.13 pesos, hasta 28% más cara que en 2020.

En noviembre de 2018 se registró el precio promedio más alto en Jalisco: la Magna se vendió en 21.48 pesos y la Premium en 22.90 pesos.

El economista señaló que entre los factores que encarecen los combustibles también está la helada en Texas y la especulación de los propios empresarios gasolineros.

Para amortiguar este golpe, la secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció el aumento del subsidio en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios que se recauda en las gasolinas. Del 13 al 19 marzo, el estímulo fiscal en la gasolina Magna pasará de 37.90 a 51.62 % y en la Premium alcanzará el 21.30 %.

Georgina García Solís