Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

La empresa que invierta en el diseño, construcción y equipamiento de la Línea 4 del Tren Ligero, y se quede con la concesión del sistema de recaudo de este transporte masivo, desembolsará inicialmente cinco mil 725 millones de pesos, pero a cambio podría recuperar hasta cinco veces su inversión durante los 38 años, según la iniciativa para celebrar el contrato con el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur). Esto quiere decir: casi 26 mil 500 millones de pesos.

La propuesta no solicitada que presentó la empresa Mota Engil de México SAPI de CV, y que el Gobierno del Estado envió al Legislativo a fin de que se le autorice celebrar dicho contrato de coinversión con la iniciativa privada, muestra dicha ganancia para la empresa.

El costo de la Línea 4 se estima en nueve mil 725 millones de pesos. El Gobierno federal aportará dos mil millones de pesos, el estatal una cantidad igual y lo restante el particular.

El coordinador de Morena, José María Martínez, manifestó que los acuerdos entre coordinadores parlamentarios fue enviar este asunto a la Comisión de Hacienda y Movilidad para su análisis el próximo miércoles, y subirla a votación en la siguiente, porque el Gobierno federal ya está listo para aportar su parte.

“Ya tiene dispuesto que en tanto se apruebe ya la propuesta de Línea 4, Gobierno federal, a través de Fonadin, pueda integrar los dos mil millones de pesos que le corresponden a la Federación para que esto arranque y la obligación a partir del Estado sería por ahí, aproximadamente para este año en el arranque, cerca de 500 millones de pesos de recurso propio”.

Además, pese a estimarse ese monto inicial de más de nueve mil millones de pesos para la construcción, el contrato estipula que tenga un techo presupuestal de hasta 21 mil 614 millones de pesos más IVA; es decir, podría duplicar su costo al finalizar la obra y los excedentes podrían ser cubiertos por la empresa, pues el morenista aseveró que, por lo menos en la parte de la Federación, ya no habrá aportación extra.

“No, bueno, por eso estamos revisando muy bien cuál es la propuesta financiera de Línea 4, ¿por qué? Porque estamos hablando de un compromiso que por escrito ya fue signado por el Presidente y se ajusta estrictamente, en el caso de Línea 4, a dos mil millones de pesos. Por eso tiene que ser el Gobierno del Estado muy atinado en haber validado una propuesta no solicitada que sí permita la conclusión de la obra en los montos y los acuerdos que están previamente signados con el Gobierno federal”.

De acuerdo con el documento, a Mota Engil se le asegura un pago anual desde el Ejecutivo de hasta 600.4 millones de pesos más IVA por los próximos 38 años a partir de que inicie su operación, y para garantizarlo, el particular se quedará con el cobro de la tarifa de la Línea 4 que se haga a los usuarios durante este periodo.

A pesar de que el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, presumió que no habría deuda para este proyecto, la propuesta contempla que Siteur contrate una línea de crédito por 150.1 millones de pesos para pagar el IVA y las comisiones por disposición durante los primeros tres meses.

Como fuente alterna de pago, y en caso de que la tarifa no alcance para cubrir el monto de recuperación anual de la empresa, se comprometen las participaciones federales que lleguen a Jalisco los próximos 38 años.

Para lo mismo, el Ejecutivo podrá “instruir de manera irrevocable” a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que el flujo de estas participaciones o ingresos propios del Estado estén garantizado por este periodo y se depositen al fideicomiso correspondiente.

A esto se suma que, para garantizar suficiencia de pago, el Gobierno de Jalisco también constituirá uno o varios fondos revolventes, mismos que podrían hacerse al tomar una proporción del Fideicomiso Fondo Estatal de Protección al Ambiente y el de Mejora para la Seguridad Vial; es decir, las fotoinfracciones.

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Quirino Velázquez, se comprometió a que habrá parlamento abierto para la discusión de las mismas, entre funcionarios del Ejecutivo, diputados locales y sociedad civil, mientras que el de Morena y la del PAN, Claudia Munguía, a que sea por lo menos con entre el Ejecutivo y legisladores; le dan la facultad a las comisiones de que decidan si invitan a expertos y especialistas.

La fracción de Hagamos insistió en que se trata de “deuda disfrazada”.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here