Fotografía: UdeG.
Guadalajara, Jalisco.

Durante una hora con 40 minutos, el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, sostuvo una charla con el embajador mexicano Enrique Berruga, en la Feria Internacional del Libro (FIL), en la que habló de migración, seguridad, control de armas, historia, pero sobre todo trató de acercar a los asistentes, en su mayoría estudiantes, al vecino país.

Del tema migratorio, el embajador estadounidense dijo que es un asunto que les preocupa a ambos países y cree que se va a encontrar una solución en el corto y mediano plazo, al igual que debe hacerse con los problemas de inseguridad que hay en México.

“Por más de un siglo, la migración se ha visto como un problema. Nosotros lo vemos como una solución que la vamos a hallar de manera regional: Estados Unidos, Canadá y México, juntos. Ahora estamos trabajando en esos acuerdos y, finalmente, la seguridad. Muchos pueblos y muchas familias viven con miedo por la inseguridad, pero ahora hay un esfuerzo muy bueno para ver cómo tenemos éxito en enfrentar la violencia que existe”.

La plática estaba programada para 50 minutos, pero Ken Salazar pidió más tiempo para escuchar al público y aceptó seis preguntas, además de las que le planteó el ex embajador de México ante la ONU, Enrique Berruga.

Salazar hizo ponerse de pie al equipo del Consulado de Estados Unidos en Guadalajara, encabezado por la cónsul Eliza Al-Laham, a quienes les pidió que se busquen mecanismos para que se incremente el flujo de estudiantes que puedan realizar estancias académicas o realizar estudios de posgrado en las universidades estadounidenses.

Un estudiante de la Universidad de Guadalajara (UdeG) le pidió al diplomático foráneo que se vean acciones concretas para que alumnos de la universidad jalisciense logren estudiar en el vecino país.

“Es que había nomás 15 mil estudiantes de México estudiando en Estados Unidos y, en comparación, había más de 360 mil estudiantes chinos en Estados Unidos. Cuando estudié la geografía, la nación de China está del otro lado del mundo; los mexicanos son los vecinos. Entonces, se me hace que tenemos que hacer mucho más para asegurar que estudiantes de aquí de México, lleguen a los Estados Unidos”, expresó.

Otra pregunta que le hicieron a Ken Salazar fue sobre la Reforma Eléctrica y se sinceró al reconocer que, por ejemplo, en Oaxaca, la industria eléctrica eólica no ha dejado beneficios a los pobladores locales. Eso lo escuchó directamente de ellos, cuando visitó ese Estado.

“Estaba ahí con unos paisanos de ahí. Les pregunté: ¿Y el beneficio para acá, para la gente de Oaxaca cuál es? Me dijeron que cuando se construye el parque eólico hay trabajos, ¿y luego qué pasa cuando ya se construye el parque? Pues hay unos pocos trabajos, porque se necesita alguien que vaya y corte la hierba y de mantenimiento. ¿Y qué otros beneficios hay para Oaxaca?”, se preguntó.

La realidad, dijo, es que de Oaxaca cuatro millones de personas han migrado a Estados Unidos porque no tienen esperanza en su tierra, no hay trabajo.

En ese tono habló el embajador Salazar, quien dijo que le gustaría volver a la FIL, cuando Estados Unidos sea en un futuro el país invitado.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here