Presa El Zapotillo
Fotografía: EFE/Ulises Ruiz Basurto
Guadalajara, Jalisco.

Representantes de los habitantes de Temacapulín, Acasico y Palmarejo también acudieron a la Ciudad de México y se reunieron con el jefe de asesores de la Presidencia de la República, Lázaro Cárdenas Batel, y con la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores, así como con personal de Conagua… y tienen otros datos.

Aseguran que aún no hay nada para nadie, que el presidente Andrés Manuel López Obrador visitaría las comunidades y aplauden la instalación de mesas en igualdad de circunstancias. Así lo dijo la representante del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec), María González Valencia.

“Se planteó también de parte del coordinador Lázaro Cárdenas Batel la posibilidad y disposición de que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador visite las comunidades, pero lo principal es que en 15 días empieza el proceso de revisión integral en donde todas las partes; es decir, el Gobierno federal, el Gobierno de Jalisco, el Gobierno de Guanajuato, productores de Jalisco, comunidades afectadas, se sentarán en igualdad de condiciones y circunstancias para exponer diferentes argumentos”.

Gabriel Espinoza, vocero de los habitantes que se verían afectados por la Presa El Zapotillo, insistió al salir de Palacio Nacional que no permitirán que los gobernadores de Jalisco y Guanajuato hagan bloque para presionar.

“No vamos a permitir que los gobernadores de Jalisco y Guanajuato presionen de ninguna manera al Gobierno federal ni a las comunidades para promover el proyecto de El Zapotillo, que es violatorio de los derechos humanos y favorece la corrupción en el tema hídrico”.

Reiteró la solidaridad con los agricultores y ganaderos de los Altos, e insistió en que hay el compromiso de que cualquier decisión será con apego al respeto a los derechos humanos, manifestado así en las recomendaciones 35/2009 y 50/2018 emitidas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

La abogada Claudia Gómez Godoy, por su parte, insistió en que el único compromiso claro es que no serán inundadas las comunidades:

“Una cosa importante que se nos reiteró es el compromiso del Presidente de que las comunidades no van a ser inundadas. Ese es un mensaje clave que nosotros queremos reiterar, puesto que eso no se ha modificado y creo que las mesas de trabajo creo que nos van a ayudar a la búsqueda de soluciones y alternativas de este conflicto que lleva ya 15 años”.

Esperan que en dos semanas comience el diálogo hacia una solución y se defina el destino de la Presa El Zapotillo, a donde hoy a través del Río Verde llega un pequeño chorro de agua.

Víctor Chávez Ogazón