Ejidatarios de El Zapote
Fotografía: Archivo
Guadalajara, Jalisco. 

Ejidatarios de El Zapote aprovecharon la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Guadalajara para abordarlo en el aeropuerto, cuando regresaba de inaugurar la Línea Tres, donde le pidieron intervenir para saldar la deuda que tiene la federación con ellos por el uso de sus tierras que actualmente son la terminal aérea tapatía.

El presidente del comisariado ejidal, Nicolás Vega, pidió audiencia a López Obrador para actualizarle el caso y pueda intervenir en la solución de su conflicto legal, que tiene ya 69 años vigente. El mandatario federal, quien no bajó su vidrio, lo escuchó desde la ventanilla trasera que sí estaba descubierta mientras entraba al aeropuerto.

“Tenemos ya una sentencia la cual no se quiere cumplir, los jueces siguen haciendo actos dilatorios. También queremos que la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, saque las manos de este asunto, su esposo es uno de los asesores jurídicos del Grupo Aeroportuario del Pacífico, están impidiendo que se ejecute una sentencia a favor, hay avalúos recientes que tampoco quieren cumplir, no hay decreto, el decreto quedó insubsistente, por lo que los terrenos siguen siendo del Zapote, queremos justicia señor presidente”, dijo Nicolás Vega.

López Obrador le respondió que pueden acudir a Palacio Nacional este lunes por la mañana para ser recibidos por su consejero jurídico, lo cual les dejó momentáneamente satisfechos y se despidieron del mandatario.

De acuerdo con los ejidatarios, hay un peritaje que estima en más de mil 300 millones de pesos el monto que tienen pendiente de saldar tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como el Grupo Aeroportuario del Pacífico por la posesión irregular y lucro de sus tierras, el cual piden se les reintegre para dar por finalizado el antiguo conflicto agrario.

Violeta Meléndez