Fotografía: FE/EPA/Sarah Silbiger / POOL.
Washington, Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos prometió seguir luchando contra el tráfico de personas después del hallazgo el lunes de los cadáveres de 50 inmigrantes en el interior del remolque de un camión aparcado en las afueras de San Antonio, en la frontera de Texas (EEUU) con México.

“Estamos centrados en seguir nuestras históricas acciones para interrumpir estas redes de tráfico de personas, incluyendo nuevas campañas que en sólo dos meses ya se han saldado con mil 800 detenciones”, dijo en una rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

La vocera tildó lo sucedido de “absolutamente horroroso y que rompe el corazón” y aseguró que el presidente del país, Joe Biden, que se encuentra en Madrid para asistir a la cumbre de la OTAN, está siendo regularmente informado sobre ello.

La portavoz lamentó que las redes de tráfico de personas:

“no tienen ninguna contemplación por las vidas humanas” y que únicamente las explotan y las ponen en peligro para lograr beneficio.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó de que entre los fallecidos se encuentran al menos 22 mexicanos, 7 guatemaltecos y 2 hondureños.

Además de los 50 muertos, en el camión también fueron halladas 16 personas con vida que necesitaron asistencia médica.

El hallazgo se produjo en las afueras de San Antonio, cerca de la base aérea de Lackland, donde, además de los fallecidos, también encontraron a decenas de personas que necesitaron asistencia médica urgente.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here