Fotografía: STR / AFP)
Washington, EEUU.

Estados Unidos condenó el martes el uso de la fuerza para reprimir las protestas contra el golpe de Estado en Birmania e instó a respetar la libertad de expresión.

“Condenamos enérgicamente la violencia contra los manifestantes”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

“Todas las personas en Birmania tienen derecho a la libertad de expresión, asociación, reunión pacífica, incluso con fines de protesta pacífica”, agregó.

“Reiteramos nuestro llamado a los militares a que renuncien al poder, restauren el gobierno elegido democráticamente, liberen a los detenidos y levanten todas las restricciones de telecomunicaciones y se abstengan de ejercer la violencia”, dijo.

De acuerdo con testigos, la policía disparó balas de goma y cañones de agua contra los manifestantes en Naypyidaw, la remota capital birmana.

La junta militar impuso restricciones a la libertad de reunión e intentó un apagón de internet una semana después de arrestar a la líder civil Aung San Suu Kyi.

Su partido, la Liga Nacional para la Democracia, dijo que los militares allanaron y destruyeron sus oficina la noche del martes.