Fotografía: EFE/Julio Muñoz.
Guadalajara, Jalisco.

El proceso sobre el caso Abengoa, donde se colocaron fondos del Sistema de Ahorro para el Retiro (SEDAR) en un fideicomiso conformado con la constructora en quiebra, esto de manera indebida y sin atender las políticas de inversión, y donde actualmente están vinculados a proceso nueve ex directivos del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) es apenas el comienzo.

Durante los dos años de pandemia, la Fiscalía Anticorrupción integró un total de 70 carpetas de investigación y un buen número de ellas relacionadas con lo que ocurrió en los últimos años en el Ipejal.

Esta fue la primera investigación y hay que dejarlo en claro no está cerrada. Podría haber más vinculaciones a proceso y detenciones. Nada menos el martes pasado, en el desarrollo de la audiencia donde fue vinculado a proceso el ex presidente del Consejo de Inversiones, comparecieron cinco testigos de descargo, uno de ello era asesor financiero de Ipejal y al salir de la diligencia fue notificado mediante citatorio de que debe de comparecer a la propia fiscalía.

En este proceso donde el daño causado asciende a 230 millones de pesos, en fondos de los trabajadores del Estado, hasta ahora son nueve vinculados a proceso. Seis de ellos con resguardo domiciliario:

  • Hugo Alberto “N”, ex director de Finanzas.
  • José Wilmer “N”, ex encargado del despacho de la Dirección de Finanzas.
  • Marco Antonio “N”, ex sub-Director General.
  • Benjamín “N”, ex jefe de la Unidad de Estudios Económicos, Actuariales y Presupuesto.
  • Carlos Gabriel “N”, jefe de Contabilidad.
  • Wilfrido “N, ex jefe de Administración de Fondos, del IPEJAL, quienes formaron parte del Comité de Inversiones de dicho instituto.

Mientras que los otros tres tienen prisión preventiva. Está Fidel Armando “N”, ex director general del Ipejal, que está en su domicilio por razones de salud, aunque con vigilancia policíaca.

Y tanto Katia “N”, ex jefa de Administración de Fondos del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal), como ahora el ex presidente del Consejo de Inversión, Francisco “N”, que ellos sí están en el penal de Puente Grande.

Contra ellos y quienes resulten responsables quedan pendientes otra carpeta de investigación por los delitos de fraude, uso indebido de atribuciones y otras conductas delictivas que se pudieran configurar respecto a otra indebida inversión en Abengoa, por la suma de 344 millones de pesos.

Y además una carpeta más por la inversión de mil 626 millones de pesos hecha entre los años 2011, 2012 y 2016, en la empresa Transportes Marítimos Mexicanos S.A. de C.V.

De acuerdo a la denuncia presentada por la Contraloría del Estado el pasado 21 de diciembre del 2021 y ampliada el 28 de febrero, un total de 626 millones de pesos procedían del Fideicomiso del Sistema Estatal de Ahorro para el Retiro (SEDAR). El entonces Director de Fideicomisos Públicos fue el único que se opuso a dichas inversiones.

Se reconoce que hubo una triangulación para hacer posible la celebración del Fideicomiso y que el Ipejal adquiriera la inversión del SEDAR. Esto lo hicieron al ver que no era posible transferir directamente al fideicomiso. A decir la Contraloría del Estado, al realizar dicha operación se dejó en estado vulnerabilidad el patrimonio de los trabajadores, concretamente los destinados al SEDAR.

Esta carpeta de investigación tiene apenas siete meses en integración en la Fiscalía Anticorrupción y al igual que la otra de Abengoa, pronto podría haber más imputaciones en contra de los ya vinculados a proceso y otros ex funcionarios.

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here