Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La pandemia y la Reforma Laboral fueron “aprovechados” por la industria electrónica para violar los derechos laborales de las y los trabajadores del sector, tanto a escala nacional, como local.

Con los cambios a la Ley Federal del Trabajo que implicó modificaciones en las agencias de empleo, en los sindicatos y en la impartición de justicia, hubo despidos y recontrataciones, pero con menos derechos, incluso hubo afectaciones en quienes tenían créditos con el Infonavit, ya que perdieron antigüedad.

Esta es una de las conclusiones del Informe “Ensamblando Tecnología, desensamblando derechos”, elaborado por la Coalición de Ex Trabajadoras (es), y Trabajadoras (es) de la Industria Electrónica Nacional (CETIEN).

Amapola López, representante de la CETIEN, dijo que otra de las afectaciones que sufrieron los empleados de las maquiladoras del sector electrónico, fue que en el proceso de legitimación de los contratos colectivos de trabajo, los sindicatos “blancos” o “patronales”, los engañaron al hacerles firmar la continuidad de los gremios “charros”, sin darles a leer lo que suscribían.

“Los procesos para legitimar a los sindicatos y sus contratos colectivos, por medio de la votación libre y secreta de los trabajadores, fueron la ocasión para que muchas empresas y sus sindicatos de protección patronal trataran de engañar al personal y los presionaran para que votaran a favor de esos sindicatos pertenecientes a la CTM, a la CROC y a la CROM”, expuso.

Por su parte, Jorge Barajas, investigador de la CETIEN, dijo que existe un “monopolio” de 60 sindicatos que controlan los contratos colectivos de las alrededor de mil 500 fábricas maquiladoras existentes en México. Uno de ellos es el Sindicato de Empleados y Trabajadores de la Estructura, Armadura Motriz e Industrial (Seteami), con sede en Guadalajara y afiliado a la CTM, que tiene la titularidad de 58 contratos.

“Entonces, a lo mejor, fábricas hay unas 1,500 y solo 60 sindicatos. Cada sindicato patronal, que defienden al patrón no a los trabajadores, tendrán 20 o 30 empresas cada uno. Hay otro dato, la empresa Continental cobra 30 pesos de cuota sindical, cada semana, son 3 mil trabajadores, son 90 mil pesos a la semana y no le reportan a nadie. Son 90 mil pesos por semana”, expresó.

En el Informe, se incluyen testimonios de los abusos laborales, como el que se cometió entre julio y agosto de 2021, cuando Continental despidió a 300 trabajadores, en la planta del Periférico, al enterarse que las y los empleados exigían no pagar la cuota a su sindicato, el Seteami-CTM y firmaron para que se les quitara ese cobro.

“El Sindicato obviamente estuvo de acuerdo con el despido porque tuvieron miedo, ya que yo y mis compañeros comenzamos a pedir firmas de que no queríamos que nos cobraran una cuota sindical y estos al observarnos por las cámaras (de videovigilancia) que sí estábamos logrando nuestro objetivo, que varios ya no queríamos que nos descontaran la cuota sindical, obviamente tuvieron miedo y la represalia que nosotros tuvimos fue que nos ‘cortaron’ la cabeza y nos echaron de las empresa. Ahí lo malo es que la gente tiene miedo, la gente teme que les pase lo mismo que a nosotras -yo y mis compañeras- y se callan”, relató.

El Informe de 57 cuartillas documenta abusos laborales en la industria electrónica en el occidente del país y será entregado en una versión en inglés, a las oficinas corporativas de las industrias maquiladoras, entre las que están Sanmina, Continental, Flex, IMI, HP y en forma reciente Mercado Libre.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here