Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

El médico encargado de la Clínica de Leucemias del Servicio de Oncología Pediátrica del Hospital Civil Juan I. Menchaca, Sergio Gallegos Castorena, subirá la Barranca de Huentitán con su disfraz de luchador de sumo. Esto, al haber logrado la meta de reunir un millón de pesos (MDP) en donaciones para tratamientos de niños con cáncer.

El próximo domingo 5 de diciembre realizará este reto que él mismo se planteó, ya ha bajado otras veces. Hace tres meses le tomó más de tres horas, pero hace casi un mes tardó un par de horas con 35 minutos.

Mientras tanto, el doctor combate al cáncer. En esta pandemia, la carga de pacientes fue la misma, pero la atención no se detuvo.

Hubo algunos casos que se complicaron porque se contagiaron de Covid-19. Entonces, hubo que atenderlos y retomar la quimioterapia. Los casos más graves fueron en adolescentes.

“Al principio fue como muy de adolescentes y ya después fueron como niños pequeños, al menos yo te puedo decir que de mis pacientes de leucemia tendré unos 160 activos, yo creo que en todo el tiempo de esta pandemia sí he llegado a tener unos 50. Claro que muchos asintomáticos, o sea, nos dimos cuenta porque el laboratorio al que iban a hacerse su examen para ver si podían continuar con la quimioterapia y pues les ofrecían hacerse la prueba de COVID-19 ahí muy accesible y salía positiva, pero no tenían ningún síntoma”.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here