renovación mercado San Juan de Dios
Fotografía: Gobierno de Guadalajara
Guadalajara, Jalisco.

Mientras algunos comerciantes del Mercado San Juan de Dios reclaman la escasez de ventas, pese a ya tener un local renovado, luego del incendio que afectó a más de 400, otros se dicen con una recuperación inmediata, a pesar de ser reubicados dentro del mismo.

Los hierberos son parte de los locatarios que se encuentran inconformes con este proceso de reconstrucción, pues aunque desde hace 15 días les fueron entregados sus nuevos locales, las ventas no despegan porque las obras y la colocación de una malla hace pensar a los clientes que aún no están ahí.

Jacky, una de ellas, así relató su molestia.

“Hasta la fecha porque ya nos metieron aquí, pero pues no vendemos, si se fijan tenemos la malla. Aquí no pasa gente, la verdad, venta para nosotros no hay / De hecho, el señor Lemus, con nosotros desde que se quemó el mercado no se ha parado ni cuando estábamos reubicados allá afuera que nos inundamos, también perdimos mucha mercancía. Él con nosotros no se ha parado para nada. Él sí viene a las comidas, a las verduras, pero aquí con nosotros a darnos una solución o algo, para nada se ha parado”.

Fotografía: Fátima Aguilar

Además del incendio, está sección de comerciantes aseguró haber tenido pérdidas también durante las tormentas en Guadalajara. En medio de las obras, han optado por colocar cartulinas para avisar que ya están abiertas y atraer clientela.

No ocurre lo mismo con los comerciantes de comida, instalados en la plazoleta del Mercado, quienes incluso aseguraron tener mejor venta en esa zona. Habla Lisle, quien atiende en la Fonda Maru

“La verdad muy bien. No nos quejamos, solo que sí pues sí pasamos la lluvia muy cruel y el sol, pero de ahí en más, todo muy bien. Han incrementado (las ventas), la verdad sí han incrementado y pues nos sentimos más a gusto aquí, solo en cuestión de las lluvias sí nos afecta un poquito”.

Aseguró que sí bien hubo apoyos de 25 mil pesos del Ayuntamiento de Guadalajara, sólo les alcanzó para comprar algunos productos y en los locales ellos deberán colocar el piso. La promesa es entregarlos este próximo jueves.

También hay otros beneficiados con el cambio de los locales de la comida a la plazoleta, como Esther López, con un puesto de huaraches a un costado, que incrementó sus ventas un 20 %.

“Lo que se trata es de que a mucha gente le fue muy bien y no queremos quitarnos, mucha gente le fue mal, ya nos anda por irnos, pero así es el negocio. Más que nada fue una bendición de Dios, porque a todos les fue un poquito mejor. Porque estaban mal los primeros días, no se querían poner, por temor a que no vendieran”.

Fotografía: Fátima Aguilar

De acuerdo a lo que les ha dicho el ayuntamiento, la reconstrucción estará antes de finales de octubre, como estaba planeado para que se recuperen durante las ventas navideñas. El próximo jueves se entregan 260 locales y quedarán 50 pendientes más.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here