Fotografía: Ignacio Vega.
Guadalajara, Jalisco.

Por segunda vez, el alcalde de Mezquitic, Rolando de la Torre Martínez, no acudió a la cita para dialogar en una asamblea con habitantes de la localidad de Los Cajones, quienes lo convocaron el 20 de septiembre y el 3 de noviembre, sin que se haya presentado.

Los habitantes wixárikas de Los Cajones, encabezados por el Consejo de Ancianos y las autoridades tradicionales, se quedaron esperando la llegada del munícipe a las 12:00 horas del miércoles pasado. A la asamblea, realizada al aire libre en el poblado, se presentó un observador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ).

Los comuneros wixárikas quieren dialogar con el alcalde de Mezquitic, luego de que éste advirtió que a esa comunidad no le haría ninguna obra pública, debido a que boicotearon las elecciones del 6 de junio al impedir la instalación de casillas de votación.

Claudio Carrillo, vocero de Los Cajones, afirmó que la actitud de Rolando de la Torre “es un acto de discriminación”, ya que para esta nueva cita se le llevó una invitación a la Presidencia Municipal desde el 4 de octubre.

En donde, por segunda ocasión, no comparece a la localidad para generar un diálogo. Entendemos que hay desinterés de su parte y queda descartado el dicho popular: ‘trabajemos sociedad y Gobierno’. En esta misma fecha se aprueba por unanimidad, con voz y voto, que se proceda al juicio que corresponda para que nuestra palabra sea escuchada”, expresó.

Rolando de la Torre logró la reelección en las votaciones del 6 de junio, por lo que el 1 de octubre comenzó su segundo mandato de tres años. En la gestión anterior, el alcalde de Mezquitic dejó obras inconclusas en Los Cajones y, por ello, exigen que los trabajos se concluyan.

La comunidad tomó el acuerdo de interponer una queja ante la CEDHJ por el abandono de las obras. De ahí que la Defensoría Pública ya abrió una investigación.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here