representación queer
Fotografía: Héctor Navarro
Guadalajara, Jalisco.

Previo a conocer el ganador de la terna al Premio Maguey, los directores nominados charlaron acerca de las identidades sexuales y sus motivaciones tras sus cintas, esto como parte de la ponencia titulada Diálogos Premio Maguey Lado A en la edición 37 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

¿Cuáles serían los requisitos para que un personaje sea interpretado solo por personas con las mismas afinidades? ¿Debería ser válido que solo un transgénero pueden hacer personajes transgénero? Fueron algunas de las premisas que se abordaron.

En ‘Mi vacío y yo’ del director español Adrián Silvestre, el cineasta explora el viaje de una mujer trans en sus primeros años, historia fílmica que no tiene muchos antecedentes, por lo cual trabajó de la mano con su protagonista en la elaboración del guion, nos cuenta.

“Narra sus primeros dos años de transición de género y sobre todo su búsqueda hacia su propia identidad. La película a pesar de tener ese elemento Queer, como pasa en otras películas, yo pertenezco a esa comunidad, es amplio y es un reflejo de mi mundo y mi mundo heteronormativo va a traer esa mirada”.

El cineasta enfatiza que puso el cine al servicio de su protagonista (Raphaëlle Pérez), para construir juntos la historia, siempre basado en lo que ella quería contar.

Para la cineasta italiana Silvia Brunelli, la temática LGBTIQ+ no es una finalidad sino un punto de partida para contar historias, y así lo manifiesta en su cinta ‘La Santa Picola’.

Héctor Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here