Fotografía: EFE/ José Villalgordo.
Madrid, España.

El Día Mundial del Párkinson, que se celebra hoy, pone este año el foco en las otras caras de la enfermedad, una patología comúnmente asociada a los temblores que, sin embargo, solo padece el 40 % de los afectados mientras que otro 40 % presenta como primer síntoma la depresión.

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), la variabilidad de síntomas que presenta esta enfermedad neurodegenerativa, exige un enfoque multidisciplinar para evitar retrasos en los diagnósticos porque, cuando el paciente no presenta las alteraciones motoras típica, las demoras pueden oscilar entre cinco y diez años.

La Federación insiste en que el párkinson no es una enfermedad exclusivamente asociada al envejecimiento, ya que una de cada cinco personas tiene menos de 50 años en el momento del diagnóstico.

También empodera la Federación el papel más desconocido de los cuidadores, que sufren igualmente el impacto de la enfermedad.

Y otro asunto que quiere visibilizar la Federación Española de Párkinson es la falta de un censo real.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here