Fotografía: EFE/NASA/BILLINGALLS
Miami, Estados Unidos.

El administrador de la NASA, Bill Nelson, y otros responsables de la agencia espacial estadounidense se congratularon este miércoles por el éxito del lanzamiento de la misión Artemis I, que preparará el camino para un regreso de los astronautas de Estados Unidos “a la Luna y más allá”.

“Hoy es un gran día”, dijo Nelson, un exsenador demócrata por Florida, en una rueda de prensa esta madrugada, cuatro horas después de la partida del cohete SLS desde el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida) y cuando la nave Orion ya se había separado de la primera fase del propulsor y seguía su viaje hacia la Luna.

El SLS, el más potente y el de mayor tamaño de todos los cohetes de la NASA, con una altura superior a un edificio de 30 plantas (322 pies o 98 metros), despegó a la 1.47 horas de la plataforma 39B del Centro Kennedy abriéndose paso en la oscuridad de la noche.

Fue el quinto intento de lanzamiento desde agosto pasado. Las cuatro ocasiones fallidas se debieron dos a problemas técnicos y dos a condiciones meteorológicas adversas en la zona de Cabo Cañaveral.

Fotografía: EFE/ Joel Kowsky

-El despegue-

Durante la preparación del despegue, la NASA detectó una “fuga intermitente” de hidrógeno líquido en la válvula de reabastecimiento en la etapa central del cohete y tuvo que enviar a la plataforma un “equipo rojo” de especialistas para ajustar los conectores.

Mike Sarafin, responsable de la misión, manifestó en la rueda de prensa posterior al lanzamiento que “no está terriblemente preocupado” por las fallas técnicas menores surgidas después del despegue en los rastreadores de estrellas de Orion y los micro interruptores de los paneles solares.

Los rastreadores de estrellas de la nave espacial Orion están funcionando y los datos indican que los cuatro paneles solares están desplegados y bloqueados, agregó.

Sarafin destacó que el cohete lunar Space Launch System hizo su trabajo y colocó a la nave espacial Orion en una buena trayectoria hacia la Luna.

Fotografía: EFE/NASA/BILLINGALLS

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here