Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El Gobierno mexicano anunció este miércoles el arresto de tres presuntos implicados en el asesinato de la periodista Lourdes Maldonado, cuya muerte en Tijuana desató una movilización nacional contra la violencia hacia la prensa.

“En el transcurso del día de ayer y el transcurso de esta madrugada en Tijuana, Baja California, fueron detenidos tres presuntos responsables del homicidio de la periodista Lourdes Maldonado ocurrido el pasado domingo 23 de enero”, anunció la secretaria de Seguridad de México, Rosa Icela Rodríguez.

El asesinato de Maldonado sacudió al país porque en marzo de 2019 había pedido protección en público al presidente, Andrés Manuel López Obrador, por un problema legal que sostenía con Jaime Bonilla, exgobernador de Baja California del oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía, destacó el arresto de los tres sospechosos de su asesinato, a los que llamó “presuntos coautores materiales”, pero no dio más detalles del crimen.

Las autoridades, con apoyo de la Fiscalía de Baja California, identificaron a los presuntos atacantes gracias a cámaras de seguridad vecinales que captaron al taxi en el que viajaban.

“No se ha logrado todavía determinar el móvil, pero tenemos confianza en que a partir de las entrevistas sujetas a control judicial y todos los pasos posteriores, se pueda determinar”, reconoció Mejía en la conferencia diaria en el Palacio Nacional.

México, considerado el país más mortífero para la prensa, vive una violencia inédita en este inicio de 2022 por el asesinato de al menos cuatro periodistas, dos de ellos en Tijuana, en la frontera con Estados Unidos.

En los últimos días asesinaron también a Ernesto Islas Flores en Tijuana, quien fue editor del portal Notiredes en esa ciudad fronteriza, en un caso que todavía se están documentando las ONG.

López Obrador prometió resolver todos los crímenes al asegurar que “no se echan al olvido” y el Gobierno “está actuando en todos los casos”.

“La diferencia ahora con relación a Gobiernos anteriores, es de que no se permite la impunidad y que, si se comete un crimen, se investiga y se castiga a los responsables. Cero impunidad y cero corrupción porque no somos iguales a quienes han mal gobernado”, aseveró.

Pero en la misma conferencia el mandatario presentó la sección semanal de “Quién es quién en las mentiras” para exhibir las presuntas noticias falsas de los medios críticos con su Gobierno.

Además, llamó a los periodistas “deshonestos, corruptos y mercenarios” por publicar que su hijo José Ramón López Beltrán vivía en una casa en Houston, Texas, de un contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Periodistas deshonestos como Carmen Aristegui, periodistas no solo deshonestos, sino corruptos y mercenarios, capaces de inventar cualquier situación, como (Carlos) Loret de Mola”, se quejó el presidente.

Incluso pidió a Loret de Mola transparentar su salario y patrimonio.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here