policías de Acatic
Fotografía: Coordinación General de Seguridad
Guadalajara, Jalisco. 

Después de la desaparición de cinco integrantes de dos familias, entre ellos dos menores de edad, la Fiscalía de Jalisco y el Ejército Mexicano rastrearon las pistas que los llevaron hasta Acatic, donde la noche de este domingo se cumplimentaron siete órdenes de aprehensión contra policías municipales.

Hay una más vigente y ya se busca a ese uniformado. Todos están acusados del delito de desaparición forzada en agravio de cinco integrantes de dos familias que desaparecieron el pasado 24 de marzo. El fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez narró al respecto:

“Son cinco personas, integrantes de dos familias, que acudieron a la Ciudad de México y regresaban a Guadalajara. Serían familiares de una persona que en días pasados sufrió un atentado en esta ciudad, por arma de fuego”.

El rastreo de todas ellas continúa por municipios aledaños, tanto por tierra como por aire, incluso terracerías. Ellos son: Jimena Romo Jiménez, de 24 años, su esposo Julio Alberto Villaseñor Cabrera, de 35 años, la hija de ambos Julia Isabella, de año y medio. Además, Virginia Villaseñor Cabrera, hermana de Julio y cuñada de Jimena, y su hijo Iker de 9 años.

“La familia tuvo el último contacto a las 13:40 horas del 24 de marzo, hoy se sabe que cuatro días (antes) una persona con la que ellos tienen relación laboral, fue víctima de un ataque directo y ellos decidieron interrumpir sus vacaciones en Ciudad de México”, indicó Octavio Solís Gómez.

“Los interceptaron policías municipales de Acatic, a su paso por ahí, y se presume que los habrían entregado a la delincuencia organizada”, añadió el fiscal.

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here